Introduccion Al Estudio De Las Religiones-PDF Free Download

INTRODUCCION AL ESTUDIO DE LAS RELIGIONES
07 Jul 2020 | 14 views | 0 downloads | 329 Pages | 1.12 MB

Share Pdf : Introduccion Al Estudio De Las Religiones

Export Introduccion Al Estudio De Las Religiones File to :

Download and Preview : Introduccion Al Estudio De Las Religiones

Report CopyRight/DMCA Form For : Introduccion Al Estudio De Las Religiones



Transcription

MATERIAL DE PREPARACI N DE LA ASIGNATURA HISTORIA DE LAS. RELIGIONES, copyright F Diez de Velasco, Para citas y discusiones el autor se remite a la tercera edici n de Introducci n a la historia de. las religiones Madrid 2002, Bloque 0 GENERALIDADES Y REFLEXIONES INTRODUCTORIAS. 0 1 HISTORIA DE LAS RELIGIONES RETOS DE UNA DISCIPLINA EN. CONSOLIDACI N, Pensar y estudiar las religiones y la religi n entra a una complejidad notable Se. entremezclan creencias e increencia pasado y futuro lo personal y lo social lo imaginario y. lo material las sensibilidades de culturas y pocas diferentes Configurar una disciplina de. estudio cient fico del fen meno religioso no ha resultado un proceso sencillo se trata de una. construcci n inacabada que se enfrenta a numerosas indeterminaciones que ata en no solo al. objeto de estudio sino incluso al modo de denominarla Se optar en este libro por nombrarla. historia de las religiones aunque se trate de una apelaci n en la que no todos los implicados. se reconocen, La reflexi n sobre los m todos y las caracter sticas de la disciplina presenta un grado. de complejidad que la convierte en poco agradecida en las p ginas siguientes esbozaremos. algunos temas con la intenci n de dejar entrever en este trabajo de car cter introductorio los. problemas epistemol gicos implicados y el hecho indudable que se trata de una disciplina en. construcci n, 0 1 1 AZARES DE UNA DISCIPLINA EL PROBLEMA DE LA AUTONOM A.
La historia de las religiones ha tenido y sigue teniendo una dif cil implantaci n y. consolidaci n y siempre se han levantado voces que han puesto en duda que configure un. campo de saber aut nomo desde diferentes disciplinas por ejemplo la antropolog a se suele. negar que la religi n resulte un campo suficientemente acotado diferenciable de la ideolog a. o las construcciones simb licas o cognitivas y por tanto que quepa la posibilidad de. constituir m s all de una ptica na ve o meramente oportunista una disciplina aut noma de. an lisis de la religi n con m todos y objetivos propios y con enfoques consensuados y. consensuables por parte de la comunidad cient fica. No deja de haber influido en esta indeterminaci n las muy diferentes formas de. estudiar las religiones que se han propuesto y las ideolog as que subyac an a ellas La. pol mica acompa a desde su mismo surgimiento a la historia de las religiones como. disciplina universitaria ya que se potenci a finales del siglo XIX al convertirse en uno de los. baluartes de la modernidad que cumpl a la finalidad al instituir un estudio cr tico de las. tradiciones religiosas desarrollando ante todo la cr tica textual de historizar reducir a escala. humana lo que el dogma principalmente cristiano planteaba como revelaci n De este. modo deslegitimaba min ndolos los fundamentos del poder eclesi stico anclado en modos. de pensamiento premodernos Su instrumentalizaci n como medio de laicizaci n de las elites. tiene su mejor ejemplo en el modelo franc s que influy por ejemplo en otros pa ses incluso. de mbitos extraeuropeos Mustaf Kemal en su intento de desislamizar las estructuras de la. Rep blica Turca impuso la ense anza universitaria de historia de las religiones en la facultad. de teolog a importando incluso al profesorado desde 1925 a 1931 Georges Dum zil el gran. especialista en religiones indoeuropeas desempe esta ense anza aunque quiz sin el ahinco. antirreligioso que se esperaba, Un caso extremo de este asalto moderno a la religi n se produjo en la Uni n Sovi tica. y otros pa ses de su rbita durante la etapa comunista cuando desde el estado se potenci la. historia de las religiones como ilustraci n de la irracionalidad ideol gica humana previa a la. instauraci n del an lisis cient fico marxista que se plasmaba en el ate smo Ate smo. cient fico era una disciplina que se ense aba como en los pa ses confesionales se ense aba. religi n se trataba de endoctrinar en el superar las religiones ya fuese el cristianismo y. otras grandes religiones o los diversos chamanismos y religiones preagr colas que tan. eficazmente se debilitaron y destruyeron por ejemplo en Siberia en la poca estalinista En. la c spide de la evoluci n del pensamiento aparec a la ciencia inseparable de una visi n. atea las religiones ser an modos err neos de comprender enfermedades del pensamiento. susceptibles de ser curadas as el estudio de las religiones incluso en los niveles. universitarios tendr a la finalidad pr ctica de servir para vencerlas y erradicarlas en aras de. una nueva humanidad liberada, Pero de forma casi coet nea en otros pa ses se fue consolidando la disciplina con. nombres diversos primando el peso mod lico de la Religionswissenschaft alemana pero. tambi n la influencia de la que se denomin fenomenolog a de la religi n vinculada a las. facultades de teolog a y a mbitos confesionales o para confesionales Estaba dise ada en. muchos casos como un modo m s de profundizar en el conocimiento quiz m s moderno. de la propia fe por medio de la alteridad ejemplar de las otras El caso extremo del uso del. estudio de las religiones diferentes como arma de combate teol gico lo ofrece la. misionolog a buceaba en las religiones comparadas con la finalidad de ofrecer los. instrumentos para una m s eficaz actuaci n misionera que no hay que olvidar que para las. potencias coloniales era un m todo m s de control la conversi n como sutil instrumento de. occidentalizaci n, Frente a la tendencia hist rica que presid a en origen la primera opci n en esta. segunda se sol a encarar preferentemente el estudio de los fen menos religiosos desde una. ptica atemporal como si el marco cronol gico no fuera particularmente relevante y casi se. pudiesen detectar manifestaciones esenciales de cada religi n y de ah extrapolar una. determinaci n de la esencia de la misma, Estos dos extremos han configurado las ra ces enfrentadas de la disciplina cuya. maduraci n por medio de la desvinculaci n de opciones ideol gicas decimon nicas laicidad. frente a teolog a ate smo frente a confesionalidad se produjo paulatinamente y como. consecuencia de la progresiva aunque a n incompleta mundializaci n globalizaci n de la. disciplina el acceso con plenos derechos de estudiosos no europeos norteamericanos y no. occidentalizados a los foros de discusi n el refinamiento de los instrumentos de an lisis y el. abandono de posiciones fuertemente militantes en cierto modo en consonancia con la cr tica. postmoderna a los pensamientos fuertes As se ha tendido a una convergencia que lleva a. que resulten relativamente aceptables para la mayor a de los especialistas al no enfrentar sus. opciones ideol gicas personales de un modo insultante trabajos surgidos de escuelas o. puntos de vista tan dispares como los fenomenol gicos originados principalmente en mbitos. confesionales de te logos cristianos centro y norte europeos los hist ricos cuyos m s. depurados ejemplos los ofrecen los trabajos de los miembros de la escuela de Roma como. Raffaele Pettazzoni o Angelo Brelich los antropol gicos con el peso fundamental de la. reflexi n norteamericana los sociol gicos los filos ficos o los psicol gicos entre otros. aunque tambi n hay que ser conscientes de que las lecturas mutuas a veces no pasan de. miradas de reojo y que si no se plantea una beligerancia directa hay notables desencuentros y. la configuraci n de reinos de taifas acad micos, A pesar de todo se ha afirmado progresivamente el estatus acad mico de los estudios.
no confesionales sobre religi n en muchos pa ses Francia Alemania Gran Breta a B lgica. Holanda Italia pa ses escandinavos Estados Unidos Canad Jap n etc Pero la. consecuci n de un consenso en los modos de trabajo a escala mundial desde la asunci n de la. licitud de la multiplicidad de enfoques y de sensibilidades la coexistencia de creyentes y no. creyentes la disoluci n de la historia de las religiones sovi tica que propiciaba un modelo. discordante y el apartamiento de la misionolog a de las universidades estatales no ha. conllevado que la disciplina se haya consolidado de modo claro y homog neo y no existe ni. siquiera unanimidad en la forma de nombrarla, 0 1 2 LOS PROBLEMAS DE DENOMINACI N HISTORIA DE LAS. RELIGIONES Y SUS ALTERNATIVAS, La disciplina que intenta el estudio integral del fen meno religioso no tiene un nombre. consensuado No se trata de una discusi n ociosa o de car cter secundario porque la mera. opci n por el nombre puede implicar puntos de vista muy diferentes ante el objeto a estudio. y metodolog as muy dispares El m ximo escollo radica en la indeterminaci n de lo que se. puede entender por tal estudio ya que existen aproximaciones religioc ntricas y no neutrales. como las teol gicas que no renuncian a la denominaci n convertida en desgraciadamente. ambigua por un uso abusivo de ciencias como demuestran en particular en los mbitos. cat licos la proliferaci n de los programas de estudio de ciencias religiosas que no son otra. cosa que religi n y moral cat licas o teolog a Repasaremos los principales de estos nombres. y los problemas que plantean, Historia de las religiones es quiz de la denominaci n con m s peso y todav a en la. actualidad las revistas m s cl sicas de la disciplina son Revue de l Histoire des Religions. Par s ya centenaria History of Religions Chicago fundada por Mircea Eliade y Numen. que porta el subt tulo International Review for the History of Religions El foro. internacional de la disciplina es la IAHR International Association for the History of. Religions y aunque se han desarrollado en su seno intentos por cambiar este nombre no se ha. llegado a un acuerdo sobre su sustituto Los detractores del t rmino historia de las religiones. lo critican desde diferentes posturas Colectivos de especialistas no historiadores se sienten. amenazados o malqueridos por una parte por estimar que podr a convertirse en un territorio. exclusivo o privilegiado de los historiadores que los desplazar an pero tambi n como. consecuencia de la decadencia de la valoraci n social de los estudios hist ricos el prestigio. social de un historiador es mucho menor que el de un soci logo antrop logo o cient fico en. general y buen ejemplo lo ofrece el mundo anglosaj n y en particular Estados Unidos. Menos mezquinas son las motivaciones de ndole te rica si se entiende historia de las. religiones de un modo estricto en mi opini n incorrecto primar an los mbitos sociales. pol ticos incluso cronol gicos Los mbitos personales las comparaciones interculturales. resultar an mucho m s dif ciles de desarrollar Este imperio de la historia pol tica y factual. aunque resulta una caricatura desde una mirada a los m todos habituales de las disciplinas. hist ricas resulta t pico com n en mbitos de no historiadores ser a un modo de domesticar. y reducir la de otro modo vocaci n hol stica de la historia. Seg n mi parecer hacer historia de las religiones no querr a decir renunciar a la. comparaci n entre culturas diferentes en momentos diferentes ni soslayar lo individual y. personal aunque a algunos les pueda parecer una peque a historia una microhistoria. Historia de las religiones no ser a como algunos afirman una forma anticuada pasada de. moda de nombrar la disciplina sino que como veremos por las denominaciones alternativas. que se le han buscado y que resultan poco satisfactorias una denominaci n perfectamente. defendible y dif cilmente sustituible, Comparative Religion Religi n Comparada o Religiones Comparadas ha tenido. muchos defensores y aunque quiz ha disminuido su impacto en las dos ltimas d cadas. dado que los investigadores de habla inglesa han optado generalmente por la denominaci n. Religious Studies sigue nombrando a muchos departamentos universitarios y sus programas. de estudio Presenta la fuerza metodol gica de postular en el propio t tulo el car cter. comparado del estudio que se quiere realizar Pero la dedicaci n investigadora a una religi n. quiz no bastar a para determinar la adscripci n a la disciplina por el car cter fundamental de. la comparaci n entre varias religiones El mayor problema del t rmino religiones comparadas. radica justamente en desvincular del amparo que otorga el nombre a los investigadores y. estudiosos que dedican sus esfuerzos a una religi n o una etapa o aspecto en particular. Religionswissenschaft Ciencia de la Religi n es una denominaci n centenaria y la. m s aceptada en Alemania forjada en una poca en la que se divid an los campos del saber. en parcelas aut nomas a las que se otorgaba el rango de ciencias en una acepci n de origen. filos fico que posee entre los alemanes un campo sem ntico algo diferente al comunmente. aceptado Presenta un car cter globalizador en el que la comparaci n la reflexi n filos fica. y el estudio de fen menos religiosos espec ficos en muy diversas religiones son puntos. fundamentales la meta siendo una explicaci n total del fen meno religioso El concepto se. ha empleado fuera de Alemania pluralizando la denominaci n ciencia de las religiones. ciencias de las religiones, Ciencias de las religiones tiene la vocaci n de incluir la diversidad de religiones y la.
pluralidad de enfoques en el estudio de las mismas las diferentes disciplinas que se dedican. al tema pero violentando quiz la ambiciosa finalidad de la denominaci n original y. generando una profunda ambig edad desde el momento en que en algunos casos se permite. a te logos acceder al amparo acad mico pleno Adem s ciencias de las religiones tiende a. pensarse no como una disciplina aut noma sino como una confluencia de distintas. Historia de las religiones no ser a como algunos afirman una forma anticuada pasada de moda de nombrar la disciplina sino que como veremos por las denominaciones alternativas que se le han buscado y que resultan poco satisfactorias una denominaci n perfectamente defendible y dif cilmente sustituible Comparative Religion Religi n Comparada o Religiones Comparadas ha tenido muchos

Related Books

De las TIC a las TRIC Estudio sobre el uso de las TIC y la

De las TIC a las TRIC Estudio sobre el uso de las TIC y la

46 An lisi 54 2016 Manuel Garrido Lora Jordi Busquet Duran y Rosa uria Munt Ramos centes y los inmigrantes digitales a saber sus padres y profesores Busquet et al 2012a El estudio de car cter interdisciplinar plantea un distanciamien to epistemol gico sobre el tema y huye de planteamientos dogm ticos radica les es decir rechaza tanto las posturas marcadamente

Introducción: el estudio

Introducción: el estudio

Introducción: el estudio de la biología en la actualidad El Nautilus presenta un caparazón tabicado internamente lo que le facilita la flotabilidad y los desplazamientos en el agua. Es el único sobreviviente de un grupo de cefalópodos muy extendido en el pasado. pende de los fines de la interpretación y del marco en que se realice la pregunta inicial. Como vimos, en los sistemas vivos ...

Introducción al Estudio de los Libros Bíblicos

Introducción al Estudio de los Libros Bíblicos

No imprima este documento si no es necesario. Una vez impreso, no lo tire. Regale a otro para su formación espiritual. # Página 1 Introducción al Estudio de los Libros Bíblicos

INTRODUCCIÓN AL ESTUDIO DEL DERECHO

INTRODUCCIÓN AL ESTUDIO DEL DERECHO

EL DERECHO COMO CIENCIA HECHOS Y ACTOS JURÍDICOS EL ESTADO Y LA JUSTICIA TÉCNICA JURÍDICA CLASIFICACIÓN DEL DERECHO SUJETOS DE DERECHO . 7 UNIDAD 1 EL DERECHO Y LAS NORMAS JURÍDICAS OBJETIVO El alumno conocerá la definición del Derecho, así como la clasificación de las normas jurídicas en general y el orden jurídico de éstas en México. Además comprenderá cuáles deben ser las ...

ESTUDIO DEL TRABAJO ESTUDIO DE MOVIMIENTOS Y DIAGRAMA BIMANUAL

ESTUDIO DEL TRABAJO ESTUDIO DE MOVIMIENTOS Y DIAGRAMA BIMANUAL

DIAGRAMA BIMANUAL DEFINICI N Es un gr fico en el cual se consigna la actividad de las manos o extremidades del operario indicando la relaci n entre ellas S MBOLOS EMPLEADOS OPERACION Se emplea para los actos de asir sujetar utilizar soltar etc una herramienta pieza o material TRANSPORTE Empleado para representar el movimiento de la mano o extremidad hasta el trabajo

Introducción a la cultura de las organizaciones

Introducción a la cultura de las organizaciones

De la asociación entre estos dos conceptos, surge una noción novedosa que ha ido llenándose de contenido propio a lo largo de las últimas décadas. Al referirnos a cultura de las organizaciones, estamos de manera clara hacien - do referencia a varios aspectos: – Por un lado, entendemos que dentro de cualquier agrupación humana en la

Introducción a las Guías Prácticas del Project Management ...

Introducción a las Guías Prácticas del Project Management ...

La Guia del PMBoK y Estándares Estándares Fundacionales El Estándar para OPM La Guía para el Análisis de Negocio La Guía del PMBoK 6ta Ed Gestión de Programa 4ta ed Gestión de Portafolio 4ta ed y 3era ed Modelo de Madurez OPM3 3era ed Estándares Prácticos y Marcos Gestión de Riesgo de Proyecto Gestión de Valor Ganado 2da Ed Gestión de Configuración de Proyectos WBS/EDT Estructura ...

TEMA 3. INTRODUCCIÓN A LA MECÁNICA Y A LAS MÁQUINAS ...

TEMA 3. INTRODUCCIÓN A LA MECÁNICA Y A LAS MÁQUINAS ...

La función de las máquinas es reducir el esfuerzo necesario para realizar un trabajo . Ejemplos de máquinas son la grúa, la excavadora, la bicicleta, el cuchillo, las pinzas de depilar, los montacargas, las tejedoras, los ordenadores, los robots, etc. Todos ellos tienen una finalidad común: reducir el esfuerzo necesario para realizar un trabajo. NOTA : Prácticamente cualquier objeto ...

BREVE INTRODUCCIÓN AL MUNDO DE LAS HORMIGAS

BREVE INTRODUCCIÓN AL MUNDO DE LAS HORMIGAS

La mayoría de las hormigas voladoras murieron ese día, el único día en el que usaron sus alas fue también el último día de su vida. Los pájaros se comían a muchas, otras cayeron agotadas por el esfuerzo,... pero algunas consiguieron su objetivo y encontraron en el aire a otras hormigas voladoras de otro hormiguero que además eran machos. Apareándose en pleno vuelo consiguieron ser ...

EL ESTUDIO DE LAS MENTIRAS VERDADERAS

EL ESTUDIO DE LAS MENTIRAS VERDADERAS

EL ESTUDIO DE LAS MENTIRAS VERDADERAS Rese a sobre abusos con el pol grafo BENJAM N DOM NGUEZ TREJO Facultad de Psicolog a UNAM y CNDH COMISI N NACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS M XICO 2004 Primera edici n noviembre 2004 ISBN 970 644 404 1 Comisi n Nacional de los Derechos Humanos Perif rico Sur 3469 esquina Luis Cabrera Col San Jer nimo L dice C P 10200 M xico D

GU A DE ESTUDIO B BLICO PARA ADULTOS BAPTISTWAY Las

GU A DE ESTUDIO B BLICO PARA ADULTOS BAPTISTWAY Las

estudio con su clase aseg rese que encuentra la manera para ayudar a la clase a conocer la fecha en que se estudiar cada lecci n Usted puede hacer una o m s de las sugerencias siguientes En la primera sesi n de estudio den un vistazo general breve al estudio identificando con su clase la fecha cu ndo cada lecci n ser estudiada Gu e a su clase a escribir la fecha en la tabla