El Superzorro - Loqueleo 2020

1y ago
51 Views
2 Downloads
1.16 MB
10 Pages
Last View : 5d ago
Last Download : 2m ago
Upload by : Xander Jaffe
Transcription

El SuperzorroRoald DahlIlustraciones deEl Superzorro 05nov15.indd 5Quentin Blake7/18/16 5:57 PM

Los tres granjerosHabía una vez un valle. y en el valle tres granjas;y en las granjas, tres granjeros. Tres granjerosbastante feos, por cierto. Y además, antipáticos.Más feos y más antipáticos que Satanás. Se llamaban Benito, Buñuelo y Bufón.El Superzorro 05nov15.indd 77/18/16 5:57 PM

Bufón tenía pollos en su granja avícola, cientos y cientos de pollos. Bufón era gordo comoun tonel, de tanto comer pollo a todas horas:de desayuno, pollo; de comida, pollo; de cena.pollo con papas.8El Superzorro 05nov15.indd 87/18/16 5:57 PM

Buñuelo se dedicaba a los patos. Patos y gansos a miles. Era tripón y bajito, tan bajito queparecía enano. Se alimentaba de donas y dehígado de pato. Primero machacaba el hígadohasta que se hacía pasta y después metía lapasta en la dona. Esta porquería le daba dolorde barriga y se ponía de un humor que no habíaquien lo aguantara.El Superzorro 05nov15.indd 97/18/16 5:57 PM

Benito se dedicaba por igual a los pavos y alas manzanas. Y se lo podrán imaginar criando miles de pavos, a la sombra de sus enormes10El Superzorro 05nov15.indd 107/18/16 5:57 PM

manzanos. A éste lo que le pasaba es que no comía nada. Sólo bebía. Bebía litros y litros de sidra, que sacaba de sus manzanas. Y así estabaél de delgado, que parecía un lápiz. Pero, eso sí,era el más listo de los tres.Siempre iban juntos, y en cuanto aparecían,los niños les cantaban:Benito, Buñuelo, BufónFlaquito, pequeño, tripónTres grandes bribones,Son unos ladronesY tienen todos mal corazón.11El Superzorro 05nov15.indd 117/18/16 5:57 PM

El Superzorro 05nov15.indd 127/18/16 5:57 PM

Don ZorroY encima del valle había un bosque. y en elbosque, un árbol enorme; y en el árbol, un agujero, una madriguera, que era el hogar de donZorro, doña Zorra y sus cuatro zorritos.Y cada tarde, al oscurecer, le decía el señorzorro a su zorrita: “¿Y qué se le antoja hoy a mizorrita? ¿Un sabroso pollo de los que cría Bufón?¿O quizás un tierno patito de casa Buñuelo? ¿Nosería mejor un buen pavo de los de Benito? Pidepor esa boquita”. Y la zorrita pedía, y don Zorrose internaba en la espesura del bosque, en buscadel botín.El Superzorro 05nov15.indd 137/18/16 5:57 PM

Pronto se enteraron los tres granjeros de lasfechorías de este zorro y, antes de que les robaramás animales, decidieron ir por él. Cada nochese escondía uno de ellos en algún sitio oscuro desu granja, para poder pegarle un tiro en cuantoasomara la cabeza.Pero don Zorro era demasiado listo para ellos.Sólo se acercaba a la granja si el viento soplabade cara y así, en cuanto olía a algún granjero,daba media vuelta y se marchaba. Se marchabaa la granja del otro granjero, que dormía tranquilamente en su cama. A la mañana siguiente,los tres estaban furiosos:—¡Hay que matar a este maldito bicho! —decía Benito.—¡En cuanto lo atrape, le retuerzo el pescuezo! —decía Bufón.—¡Y yo le saco los hígados! —decía Buñuelo.—Pero ¿cómo demonios lo podemos agarrar,si es más listo que nosotros? —se preguntabaBufón.Benito, que en aquellos momentos se estabahurgando en la nariz con disimulo, exclamó:14El Superzorro 05nov15.indd 147/18/16 5:57 PM

—¡Tengo una idea!—Me extraña —le contestó Buñuelo, que esedía estaba de muy malhumor.—Calla la boca y escúchame —le dijo Benito—. Mañana por la noche nos esconderemosen el bosque, junto al árbol donde vive el zorro,y en cuanto se asome. cuatro tiros y listo.—Muy inteligentes —contestó Bufón—. Lástima que no tengamos las señas del tal señorzorro.—Te equivocas, mi querido Bufón —le contestó Benito—. Yo sí las tengo. Escúchenme:en el bosque hay un gran árbol, y en el árbol hayun agujero, y en el agujero una madriguera, y enla madriguera.15El Superzorro 05nov15.indd 157/18/16 5:57 PM

El Superzorro 05nov15.indd 13 7/18/16 5:57 PM. 14 Pronto se enteraron los tres granjeros de las fechorías de este zorro y, antes de que les robara más animales, decidieron ir por él. Cada noche se escondía uno de ellos en algún sitio oscuro de su granja, para poder pegarle un tiro en cuanto