Los Jóvenes Hoy: Enfoques, Problemáticas Y Retos - SciELO

1y ago
25 Views
3 Downloads
1.05 MB
14 Pages
Last View : 11d ago
Last Download : 4m ago
Upload by : Kaden Thurman
Transcription

Los jóvenes hoy: enfoques, problemáticas y retosYamith José Fandiño ParraDebemos ver a los jóvenes, no como botellas vacías que hay que llenar,sino como velas que hay que encender.Roberto ChafarIntroduccióna través de las diferentes épocas ha adquirido significados y restricciones diferentes porque “la juventud y la vejez no están dadas, sino que se construyensocialmente en la lucha entre jóvenes y viejos”(Bourdieu, 2000: 164, citado en León, 2004: 86).Según León (2004), con la publicación en 1904 deun tratado sobre la adolescencia, el psicólogo Stanley Hall constituye a la adolescencia y la juventudcomo campos de estudio dentro de la psicologíaevolutiva, definiéndolas como edades tormentosascon innumerables tensiones en las que el joven adquiere los caracteres humanos más elevados.Lozano (2003) sostiene que la búsqueda de unadefinición de lo juvenil no es simple porque éste esuno desde el punto de vista de la biología y es otrosi se habla de una cualidad social o fenomenológica.Así, mientras algunos ven a los jóvenes como aquellos que no pueden seguir siendo considerados niñospero que todavía no son adultos, otros los definencomo aquellos que se revelan y/o luchan por el poder de los mayores. Por su parte, Soto (2005) afirmaque la adolescencia y la juventud se han interpretado desde diversas perspectivas que han aportado unconjunto de conocimientos acerca de estas edades.El psicoanálisis, por ejemplo, plantea a la adolescencia como una fase de cambio que implica lo que se hallamado el “segundo nacimiento”. La sociología y laantropología, en cambio, afirman que la juventudes una construcción histórico-social, producto delconjunto de relaciones instituidas en una sociedad¿Qué pasa con los jóvenes latinoamericanos hoy?Esta pregunta pareciera ser hecha por alguien quemira con preocupación, disgusto o desesperanza alos jóvenes. Sin embargo, este interrogante surge delquerer entender lo que no se logra dimensionar porparecer distante, confuso, ajeno. “Qué mamera”,“qué chimba”, “rumba”, “desparches”, “goces”,“bonches”, “barras bravas”, “emos”, “góticos”, “reggaeton”, “tecktonik”,1 entre otros, son parte de lasmuchas expresiones, actividades, grupos y tendencias que los muchachos emplean para comunicar oexpresar lo que son, piensan, sienten, buscan y, enocasiones, de lo que carecen y desean. Evidentemente, los jóvenes son mucho más que maneras dehablar, formas de comportarse o modos de vestirse,pero generalmente sólo eso viene a la mente cuandose piensa en ellos. Este desconocimiento o estereotipación obliga a buscar información que permita entender quiénes son, qué piensan, cómo viven, qué haceny por qué lo hacen. Ante la complejidad y amplituddel tema, esta reflexión sólo cubrirá algunas cuestiones sobre el concepto de juventud, ciertas perspectivas empleadas para acercarse a lo juvenil, algunasdificultades y retos que viven los jóvenes de hoy ymaneras posibles para empoderarlos.El concepto de juventudEl concepto de juventud corresponde a una construcción social, histórica, cultural y relacional, queÉstos son conceptos, expresiones, grupos y estilos musicales utilizados o conocidos por jóvenes en Bogotá, Colombia. En otrospaíses, se encuentran frases y términos similares. Por ejemplo, la rumba en Colombia equivaldría a la marcha en España o laexpresión ¡qué chimba! sería similar a la expresión mexicana “qué chido”. El punto que se quiere expresar con estos ejemploses que los jóvenes emplean, entre otras cosas, vocabulario, actividades y estilos, ignorados o ajenos para muchos adultos, paracomunicar y expresar a su manera lo que son, tienen, desean y disfrutan.1http://ries.universia.netNúm. 4150Vol. ii2011

Los jóvenes hoy: enfoques, problemáticas y retos.Yamith José Fandiño Parra / pp. 150-163determinada. Más concretamente, Duarte (2001) habla de cuatro sentidos o significados de juventud: lajuventud como etapa de la vida, la juventud comogrupo social, la juventud como conjunto de actitudesante la vida y la juventud como la generación futura.2Ante esta pluralidad de posiciones, Pérez (2002,citado en Machado et al., 2008) ofrece unos criterios comunes en la literatura sobre juventud. Así,entre otras cosas, la juventud: complementarios. Margulis y Urresti (1998) afirman que la condición de juventud muestra unaforma específica de estar en la vida —potencialidades, ambiciones, requerimientos, singularidades éticas y estéticas, lenguajes— resultante deuna episteme concreta: una sensibilidad, una experiencia histórica y unos recuerdos específicosque expresan una decodificación diferente de laactualidad y resultan en un modo heterogéneo deser contemporáneo. Para enriquecer esta aproximación, se hará a continuación un recorrido porenfoques, variables y representaciones empleadospara comprender el concepto de juventud.es un concepto relacional que adquiere sentido en la interacción con categorías comolas de género, etnias y clase social;es históricamente construida puesto quelos contextos social, económico y políticoconfiguran características concretas sobreel vivir y percibir lo joven;es situacional ya que responde a contextosconcretos bien definidos;está constituida tanto por “hétero-representaciones” elaboradas por agentes o instituciones sociales externos a los jóvenes, comopor autopercepciones de los mismos jóvenes;se construye en relaciones de poder definidas por condiciones de dominación, centralidad o periferia, en las que se dan procesoscomplejos de complementariedad, rechazo,superposición o negación, yse produce tanto en lo cotidiano en ámbitos íntimos como los barrios, la escuela y eltrabajo como en lo “imaginado” en comunidades de referencia como la música, losestilos y la internet.Enfoques, variables yrepresentaciones sobre juventudCitando a Kon (1990), Domínguez (2008) sostieneque por ser periodos claves en el proceso de socialización del individuo, la adolescencia y la juventudse pueden ver desde tres enfoques: biogenético, sociogenético y psicogenético. El enfoque biogenético considera la maduración de los procesos biológicos comobase del análisis de los procesos del desarrollo experimentados en la adolescencia y la juventud. Porsu parte, el enfoque sociogenético caracteriza estasetapas en función de las regularidades que adopta elproceso de socialización del individuo. Finalmente,el enfoque psicogenético centra su atención en lasfunciones y los procesos psíquicos que caracterizancada etapa, ya sea como desarrollo afectivo (teoríaspsicodinámicas), desarrollo cognitivo (teorías cognitivistas) o desarrollo de la personalidad (teoríaspersonológicas). Para Domínguez, cada uno de losenfoques permite entender cómo el joven estructuraa través de planes, objetivos, metas y estrategias, suproyecto de vida.En consecuencia, entender la juventud exigeaproximarse a enfoques y criterios diferentes peroPara Duarte (2001), la juventud como etapa de la vida impone una especie de marcador social que la distingue de otras etapaspredeterminando y homogenizando el deber ser y actuar del joven. Por su parte, la juventud como grupo social se centra en unaclasificación manipulada de un segmento de la población por su edad y sus rasgos etáreos. En cuanto a ver la juventud comoactitudes ante la vida, Duarte explica que el mundo adulto tiende a acentuar imágenes prefiguradas sobre el mundo juvenilanteponiendo estereotipos y prejuicios. Finalmente, la juventud como la generación futura tiende a instalar ciertos aspectosnormativos esperados o deseados para los jóvenes, en tanto individuos en preparación para el futuro.2http://ries.universia.netNúm. 4151Vol. ii2011

Los jóvenes hoy: enfoques, problemáticas y retos.Yamith José Fandiño Parra / pp. 150-163Los enfoques que explica Domínguez se pueden enriquecer al estudiar cuatro variables que, según Lozano (2003), determinan la realidad de lajuventud: el género (categoría que distingue las expectativas, las formas de ser y los mandatos sociales asignados a hombres y mujeres), la escolaridad(categoría que marca diferencias en el grado de exclusión o integración a determinados ámbitos de lasociedad y la cultura), el estatus socioeconómico (categoría que determina no sólo el acceso material a losrecursos sino sobretodo la negación, reproduccióno reconciliación de ciertas imágenes y expectativasdel mundo) y la región de pertenencia (categoría quemarca la experiencia de la juventud al pertenecer azonas urbanas, rurales, costeras, etcétera). Similarmente, Margulis y Urresti (1998) hablan de otrasvariables o cuestiones que se deben considerar alhablar del joven. Entre ellas, vale la pena destacar: por la sociedad del consumo;la construcción imaginaria del “joven oficial”:complejo de metamensajes verbales y visuales que prescriben criterios normativos sobrequé es deseable y qué recibe prestigio a través de los ídolos del star-system y el llamadoéxito empresarial, deportivo o musical, ylas tribus urbanas: nuevas formas de sociabilidad que se oponen a la imagen del joven oficial y que se presentan como unareacción a la progresiva juvenilización desectores desvinculados de la conflictividad social, la pobreza, el desempleo y laexclusión.Ahora bien, hablar del joven implica tambiénacercarse al concepto de juventud como una construcción sociocultural que se ha resignificado través de los tiempos. Lozano (2003), por ejemplo,describe cuatro tendencias que han marcado lasrepresentaciones de lo juvenil: la juventud sin valor,la juventud como carga, la juventud como ideal y la juventud como homogeneidad (véase figura 1).A través de un acercamiento histórico similar,Feixa (2006) sostiene que es posible ver la juventudcomo una sucesión de diez diferentes generaciones que han irrumpido en la escena pública paraser protagonistas en la reforma, la revolución, laguerra, la paz, el rock, el amor, las drogas, la globalización o la antiglobalización: generación A,generación B, generación K, generación S, generación E, generación R, generación H, generación P,generación T y generación R (véase tabla 1).En este recuento histórico sobre lo juvenil, es ineludible hablar de la repercusión de las tic en la manera de ser, hacer, sentir y expresar de los jóvenes dehoy; un impacto tal que a los jóvenes de hoy se lesconoce como “nativos digitales”.3la moratoria social: concepto que consiste enel postergar la edad de matrimonio y procreación, y prolongar el tiempo para el estudio y la capacitación;la generación: término que da cuenta del momento social en el que una cohorte se incorpora a la sociedad asumiendo los códigos yconfiguraciones culturales, políticas y artísticas imperantes en una época;el plano corporal: concepción del cuerpo, susposturas y gestos, su forma y tamaño y suindumentaria, que lo convierte en portadorde sentido y mediador de determinacionesy expectativas socioculturales;la estética y el consumo de signos juveniles: articulación de códigos culturales en la queconfluye el avance de la cultura de la imagen y el encumbramiento de lo juvenil, através de lenguajes hegemónicos impuestosPara García et al. (2005), los nativos digitales nacieron en la era electrónica y son usuarios permanentes de las tecnologías con unahabilidad consumada. Por estas características, están predispuestos a sentir atracción por todo lo relacionado con las nuevas tecnologíasy a través de ellas satisfacen sus necesidades de entretenimiento, diversión, comunicación, información y, tal vez, también de formación.3http://ries.universia.netNúm. 4152Vol. ii2011

http://ries.universia.netUna población quetiene capacidades paraabsorber recursos perono para aportar nicultural ni socialmentea los procesos dedesarrrollo de lasociedaddefinida comodefinida comoUna etapadesprovista de valorreal que por sucarácter transitoriono merece unainversiónsignificativa depreocupación orecursosJUVENTUD COMO CARGAJUVENTUD SIN VALORUna población de determinadaedad que es igual en cualquierparte tiene las mismasnecesidades y está llamada aalcanzar lo mismodefinida comodefinida comoUn grupo idealizado yaen el plano de lopeligroso para serdominado, convertido ocontenido ya en elplano de lo puro y frágilpara ser protegidoJUVENTUD COMO HOMOGENEIDADJUVENTUD COMO IDEALdivididas enREPRESENTACIONES DE LO JUVENILFigura 1. Representaciones de lo juvenil (Lozano, 2003)Los jóvenes hoy: enfoques, problemáticas y retos.Yamith José Fandiño Parra / pp. 150-163Núm. 4153Vol. ii2011

Los jóvenes hoy: enfoques, problemáticas y retos.Yamith José Fandiño Parra / pp. 150-163Tabla 1. Diferentes generaciones de jóvenes (Feixa, 2006)http://ries.universia.netNúm. 4154Vol. ii2011

Los jóvenes hoy: enfoques, problemáticas y retos.Yamith José Fandiño Parra / pp. 150-163La forma de vida de la mayoría de los jóvenes dehoy está ligada a los diferentes espacios y recursosque las nuevas tecnologías permiten y la red se havuelto algo rutinario en su vida a través de nuevasformas de socialización y expresión. Al respecto,Seal-Wanner (2007) afirma que las nuevas tecnologías no sólo les pueden enseñar a los jóvenes a seradultos pro-activos, autosuficientes, creativos y productivos, sino que les facilita algo que en otros contextos no tienen: control. En el ciberespacio, elloscontrolan qué hacer, cómo hacerlo, cuándo y conquién hacerlo. Incluso, pueden controlar el empleode ciertas herramientas para satisfacer ciertos intereses sicológicos, socio-emocionales e intelectuales:el espacio personal, la libre expresión, la necesidadpor compañía, la interconectividad, la necesidad detomar riesgos, etcétera.Sobre los nativos digitales, Feixa (2000) afirma quemientras su espacio se globaliza gracias a los mediosmasivos de comunicación, su tiempo se virtualiza alpoder vivir en un continuo de microrrelatos y microculturas. Como consecuencia de la globalización desu espacio y la virtualización de su tiempo, el joven dehoy vive lo que Feixa, retomando a Maffesoli (1999),llama nomadismo; un fenómeno que consiste en experimentar la errancia del destino incierto al poder migrar por diversos ecosistemas materiales y sociales.4Esta migración se caracteriza, entre otras cosas, porpoder mudar los roles sin cambiar necesariamenteel estatus; por ejemplo, hacerse adulto y volver a lajuventud cuando el trabajo se acaba y disfrazarse dejoven cuando ya se está casado y se gana tanto comoun adulto.Con base en los enfoques, las variables y las representaciones de Domínguez, Margulis, Urresti,Lozano y Feixa, es posible afirmar que sin importar de dónde se mira la juventud (desde la sicología,la sociología, la educación, la legalidad, etcétera), ocómo o cuándo se estudia (enfoque sociogenético,juventud como ideal, generación red, etcétera), esnecesario tener en cuenta los factores y variablesque influyen en lo que significa ser joven (el género,la escolaridad, la generación, la construcción imaginaria del “joven oficial”, etcétera) en medio delas problemáticas y los retos que los rodean hoy. Esdecir, entender la condición de joven conlleva nosólo poder y saber caracterizarlos, sino asumirloscomo sujetos históricos y actores sociales enfrentados a incertidumbres que determinan y configuranno sólo las cuestiones que los influyen sino las singularidades que los caracterizan. A continuación,se hará una breve discusión de algunos de los problemas y desafíos que vive la juventud hoy.Las problemáticas y retos de losjóvenes de hoy5Con base en un estudio iberoamericano descriptivocomparativo, Casullo et al. (2001) afirman que lasAl respecto, Balaguer (2010) afirma que el zapping, la navegación y la exploración, ya sea por necesidad o por gusto, son las formasde estar en el mundo en la actualidad y en este mundo, el control remoto, el mouse y el teléfono móvil introducen pausas y cortes en eltiempo, a la vez que fragmentan las imágenes, los diálogos y las ideas para crear una “realidad” en la que no hay comienzos, desarrollosy finales claramente delineados, sino más bien una suerte de continuidad de relatos y sucesos que desconcierta y aturde.5Es oportuno anotar lo que Martín-Criado (2005) expone sobre la construcción de los problemas juveniles en la sociedad.Para él, los problemas sociales no aparecen por las buenas en la opinión pública sino que éstos se tratan como se estructurala percepción de la realidad. Suponen un trabajo de construcción y selección de un ámbito de la realidad —entre los muchosposibles— como algo que concierne a la totalidad de la población y que exige soluciones “urgentes”. Esta estructuración de larealidad implica, a su vez, excluir otras situaciones o dejarlas en segundo plano como problemas que exigen soluciones. SeñalaMartín-Criado que lo curioso es que esta construcción no la realiza la sociedad sino que siempre tiene como actores privilegiados, a determinados grupos sociales u organizaciones que se esfuerzan por imponer la percepción de una determinada situacióncomo problema social. Nótese, entonces, cómo generalmente se quiere dar la impresión de que los problemas de los jóvenesgiran en torno a cuatro planos: la violencia, la pobreza, el desempleo y la falta o el exceso de ocio. Valdría la pena preguntarsepor la exclusión política, cultural y artística que padecen los jóvenes o la crisis de valores y/o principios en los que los envuelve lasociedad contemporánea. Igualmente, se puede preguntar por el tipo de proyecto de vida que el mundo globalizado y la sociedadde consumo les ofrece o permite a los jóvenes hoy.4http://ries.universia.netNúm. 4155Vol. ii2011

Los jóvenes hoy: enfoques, problemáticas y retos.Yamith José Fandiño Parra / pp. 150-163problemáticas de la juventud hacen referencia a todasituación que vulnera su autoestima o que obstaculiza su satisfacción de normas y expectativas sociales. Para estas autoras, tales problemáticas suponenvaloraciones negativas de sucesos o situaciones particulares que impactan tanto el ego como las relaciones con otros sujetos, objetos y eventos. Desde estaperspectiva, establecieron ocho tipos de problemas:personales (enfermedades, imagen corporal, alcoholismo, depresión, crisis de fe, etcétera), pérdidas consignificación afectiva (muerte de seres queridos, cambios de lugar de residencia, desempleo, peleas conamigos, etcétera), familiares (separación o divorciode los padres, discusiones con hermanos o tíos,abandono, negligencia, etcétera), legales/violencia(accidentes, intervención policial, asaltos, robos,abusos, actividades delictivas, entre otros), sexuales(violaciones, embarazos no deseados, conflicto conla identidad sexual, enfermedades sexuales, etcétera), educativos (dificultades de aprendizaje, pérdidade exámenes, confusión vocacional, fracaso escolar,discriminación, entre otros), paternos/maternos (vicios de los padres, castigos físicos por parte de lospadres, padecimientos de los padres, nueva pareja delos padres, etcétera) y otros (relaciones de romance,relaciones de amistad, vínculos con pares, etcétera).Sobre problemáticas de los jóvenes latinoamericanos, Rodríguez (2001) afirma que la juventudes el eje central de los dos principales problemasde la región —el desempleo y la inseguridad ciudadana— y, por si fuera poco, son también un factor de gran relevancia en el tercer gran problemade la región: la fragilidad democrática. Rodrígueztambién destaca la existencia de problemas comola exclusión social, el aislamiento social, el hueconormativo y la presencia de subculturas marginalesy violentas. Por otra parte, Rodríguez asegura que,ante estas problemáticas, las sociedades latinoamericanas muestran una marcada ambivalencia porque miran a sus jóvenes como una “esperanza bajosospecha”, un grupo del que se espera mucho, perohttp://ries.universia.neta la vez se desconfía de sus posibles y temidos “desbordes” juveniles.En el caso de Colombia, Muñoz (2003) afirmaque los jóvenes entre 14 y 26 años representan el21% del total de la población colombiana. Desafortunadamente, muchos de ellos están marginadosde la ciencia y la tecnología, de las posibilidades detrabajo, la participación política, la recreación y lasposibilidades de expresión. Esta situación es caldode cultivo para el ingreso y la participación en diversos circuitos de ilegalidad: delincuencia común,guerrilla, paramilitares, redes del narcotráfico ycontrabando, prostitución, etcétera. Ante estas problemáticas, sostiene Muñoz, el Estado colombiano,como muchos otros en Latinoamérica, ha tomadoacciones que han ido desde la elaboración de documentos y leyes hasta la creación de viceministeriosy consejerías. Sin embargo, a pesar de los recursos yesfuerzos, los asuntos de juventud no han logradogenerar los resultados previstos porque, entre otrascosas, las políticas de juventud no han tenido un norte, ni metas productivas, ni un fundamento investigativo. Para Muñoz, el panorama muestra dos grandestendencias: o bien los asuntos de juventud han dejado de estar en la atención pública como efecto dela crisis económica, política y criminal que hace deciertas situaciones “asuntos no-prioritarios” o bienlas políticas que se trazan se desdibujan, pierden vigencia y no trascienden en las agendas públicas.En cuanto a retos, Donas (2001) afirma que losjóvenes latinoamericanos tienen grandes desafíosen seis diferentes áreas, entre las cuales existeninnumerables vínculos y componentes. Sostiene,además, que los jóvenes parecen entender que susproblemas específicos no podrán ser solucionadossi los problemas generales de nuestros países no soncorregidos antes o conjuntamente. Igualmente, Donas explica que los jóvenes manifiestan pesimismosobre la posibilidad de que esos cambios ocurranen el corto plazo, en particular por su desencantocon los gobiernos y los políticos (véase figura 2).Núm. 4156Vol. ii2011

http://ries.universia.net Reconocimiento políticosocial del grupo Reconocimiento de laciudadanía Reconocimiento de ladiversidad Necesidad de unapolítica social específicapara el grupoDesafíos políticosy de ciudadanía Deprivación educativa ycultural Deprivación económica Carencia de seguridadsocial Carencias de legislación Deprivación recreativa Carencias en saludintegralDesafíos de laexclusión Visión estigmatizante Consumidores yfomentadores deconsumo Actores y objeto deviolencia Explotación y abusoDesafíos de lainclusiónDESAFÍOS DELOS JÓVENESLATINOAMERICANOS Cultura del consumo yconsumo de cultura Cultura de riesgo Cultura del placer Cultura del cuerpo Manejo de lasexualidad/genitalidad Virtualidad, velocidad ydrogas Familia como entidaden cambio El valor de la vida El cambio vertiginosodel cambioDesafíos en el ámbitode los valoresFigura 2. Desafíos de los jóvenes latinoamericanos (Donas, 2001) Deseo de procesos queconduzcan a soluciones Pasar de resoluciones ydelcaraciona a accionesLa desesperanzadel futuroLos jóvenes hoy: enfoques, problemáticas y retos.Yamith José Fandiño Parra / pp. 150-163Núm. 4157Vol. ii2011

Los jóvenes hoy: enfoques, problemáticas y retos.Yamith José Fandiño Parra / pp. 150-163Hasta el momento, se ha hablado de las problemáticas y los desafíos que tienen los jóvenes, perovale la pena discutir dos crisis sociales que afectanlas oportunidades y las circunstancias de la juventudhoy: la crisis de la familia y la crisis del adulto. Moreno(2009) afirma que muchas de las perturbaciones enel manejo de las normas y las conductas constituyen una modalidad de expresión de los contextosfamiliares en crisis. Crisis que directa o indirectamente hace que el joven tenga que enfrentar la faltade un referente claro de familia, distorsión de lospadres como figuras de autoridad respetables, ausencia de relaciones organizadoras establecidas porlos padres y falta de seguridad emocional. Es decir,muchos de los jóvenes no cuentan en sus contextosfamiliares con figuras claras que sean interpretadascomo referentes de autoridad respetables, ni conun sistema de relación normativo-afectivo que lespermita sentirse reconocidos como sujetos ni definirse como seres éticos capaces de asumir lo que lescorresponde, organizar sus vidas exitosamente yresponder adecuadamente a sus deberes. Así pues,la juventud se ve obligada a enfrentar relacionesparentales y familiares de abandono, agresivas oinconsistentes que potencian el desarrollo de conductas conflictivas o negativas.Por otra parte, Moreno afirma que muchas delas problemáticas de los jóvenes no dan cuentasino de la indiscutible emergencia que hay sobre elconcepto de adulto; adulto cada vez menos claroy consistente, incapaz de situarse como verdaderoreferente de las nuevas generaciones en formación.Para Moreno, es innegable tanto la desvalorizacióndel mundo adulto como la negación de su condición; situación que se hace evidente cuando losmismos adultos sobrevaloran lo joven, se resistena envejecer y se obsesionan con lo moderno y lamoda. Siguiendo a González (1996), Moreno afirma que el adulto de hoy es exponente de una permisividad que delata su posición culpable ante lapropia vida y vergonzante frente a su papel. Al nohttp://ries.universia.nettener orgullo por su propia historia, este adulto estámal parado para transmitirle a los jóvenes valores yrepresentaciones provechosas para la construcciónexitosa de sus proyectos de vida.Las problemáticas, los desafíos y las crisis querodean a la juventud invitan a reformular la construcción y la comprensión del estatus del joven. Esdecir, la discusión de las dificultades que rodean osurgen de los jóvenes no se debe plantear en términos de si la juventud tiene problemas o si ellamisma se constituye en problema. Más bien, estadiscusión se debe plantear en términos de cómo lasdificultades y los conflictos de la sociedad impactanel bienestar y restringen el progreso de los jóvenes.La juventud, entonces, no se debe ver simplementecomo una población necesitada de intervención oreparación, sino como un colectivo de sujetos desprovistos de oportunidades y medios para actuar ydecidir ante las dificultades y los retos que la sociedad les presenta. En otras palabras, la discusión oel análisis de los conflictos de la juventud exige vera los jóvenes no como victimas o victimarios sinocomo actores y participantes necesitados de másy mejores modos de actuar y decidir. Una posiblemanera de lograr mayor actuación y decisión social para y desde los jóvenes puede ser el desarrollode un empoderamiento que les permita adquirir yejercer poder político y simbólico en favor de suspropios intereses y necesidades. A continuaciónse hace un sencillo acercamiento al concepto deempoderamiento.Una posible propuesta:empoderamientoLa palabra empoderamiento viene del inglés empowerment y significa facultarse, habilitarse, autorizarse. Según Rappaport (1981), el empoderamientoes el proceso por el que las personas, organizaciones y comunidades adquieren control y dominio desus vidas. Para Powell (1990), el empoderamientoes el proceso por el que los individuos, grupos yNúm. 4158Vol. ii2011

Los jóvenes hoy: enfoques, problemáticas y retos.Yamith José Fandiño Parra / pp. 150-163comunidades llegan a tener la capacidad de controlar sus circunstancias y alcanzar sus propios objetivos luchando por la maximización de la calidad ensus vidas. Por su parte, la Fundación Salvadoreñade Desarrollo y Vivienda Mínima (fundasal,2006) define el empoderamiento como un procesode apropiación del conocimiento y control de la realidad, así como un proceso de acción en la mismaque el individuo constantemente realiza por participar activamente en la creación, conformación ytransformación de las condicionantes que afectansu propia vida. Zimmerman (2000) identificó el esfuerzo por acceder a los recursos, la participacióncon otros para lograr objetivos y la comprensióncrítica del contexto sociopolítico como elementosclaves del empoderamiento. Igualmente, postulótres niveles interdependientes de empoderamientoen los que tanto los procesos como los resultadosde cada uno ayudan a potenciar a los otros niveles:nivel individual, nivel organizacional o institucional y nivel comunitario.García y Francés (2002) explican que el empoderamiento es un concepto que articula las nocionesde poder, política y participación en acciones concretas encaminadas a la satisfacción de necesidadessociales. El empoderamiento, entonces, apareceante la necesidad de apertura de líneas de acciónpara desarrollar proyectos específicos enfocados alejercicio de poder y la toma de decisiones en todoslos ámbitos de la sociedad. Aclaran García y Francés que la concreción del empoderamiento precisade sujetos activos, convencidos de ser capaces departicipar en acciones colectivas que contrarrestenlas relaciones de poder hacia las mayorías por partede unas élites minoritarias. En otras palabras, lasprácticas de empoderamiento se oponen a las relaciones verticales de poder vertido desde arriba.Ahora bien, ¿qué se necesita para empoderar alos jóvenes de hoy? ¿Cómo fortalecer su capacidad para controlar sus circunstancias y alcanzarsus propios objetivos? ¿Qué líneas de acción sehttp://ries.universia.netpueden o deben proponer y desarrollar para favorecer su ejercicio de poder y su toma de decisiones? Inicialmente, es importante entender, comolo afirman Jennings et al. (2009), que el empoderamiento es un proceso de acción social que puedetener lugar tanto individual como colectivamente. Por una parte, el empoderamiento individualconsiste esencialmente en la construcción de capacidades que integren la percepción de controlpersonal, una actitud proactiva ante la vida y unacomprensión crítica del entorno sociopolítico. Elempoderamiento colectivo, por otra parte, tiene lugar dentro de las familias, organizaciones ycomunidad e implica procesos y estructuras queaumenten la competencia de sus integrantes, proporcionándoles el apoyo necesario para operar elcambio, mejorar el ambiente colectivo y fortalecerlos vínculos que mejoran o mantienen la calidadde la vida.En un estudio sobre empoderamiento, participación y autoconcepto, Silva y Martínez (2007) recomiendan, entre otras cosas, fomentar el desarrollode: a) habilidades cognitivas, como conocimientoscívicos, análisis de los aco

dificultades y retos que viven los jóvenes de hoy y maneras posibles para empoderarlos. El concepto de juventud El concepto de juventud corresponde a una cons-trucción social, histórica, cultural y relacional, que a través de las diferentes épocas ha adquirido signi-ficados y restricciones diferentes porque "la juven-

Related Documents:

La paroi exerce alors une force ⃗ sur le fluide, telle que : ⃗ J⃗⃗ avec S la surface de la paroi et J⃗⃗ le vecteur unitaire orthogonal à la paroi et dirigé vers l’extérieur. Lorsque la

para ni os y j venes. Escribi obras para ser escuchadas e interpretadas por los m s peque os. Su ÒGu a de orquesta para j venesÓ es una de las obras m s interpretadas en los ciclos de m sica para estudiantes y sus piezas esc nicas, como ÒEl peque o deshollinadorÓ o ÒEl Diluvio de No Ó siguen interpret ndose e iniciando a los m s

de violetas. AÑORAMOS A LOS BEATLES, decimos los jó- venes de los setenta-ochenta. Los años sesenta fueron la era de Los 3eatles y la juventud: existía como generación, como movimien- tos que se movían por causas como la paz. Hoy -y con el respeto que nos merece esa inicia

210 GESTIÓN DE LA CALIDAD: CONCEPTOS, ENFOQUES, MODELOS Y SISTEMAS 4.1. Concepto de Gestión de la Calidad La historia del movimiento por la calidad, revisada en el Capítulo 2, permitió identificar varias generaciones dentro de la literatura, con diferencias notables en su concepto de Gestión de la Calidad. Estos enfoques han

4. HOY SEÑOR TE DAMOS GRACIAS HOY, SEÑOR, TE DAMOS GRACIAS, POR LA VIDA, LA TIERRA Y EL SOL. HOY, SEÑOR, QUEREMOS CANTAR LAS GRANDEZAS DE TU AMOR. Gracias, Padre, mi vida es tu vida, tus manos amasan mi barro, mi alma es tu aliento divino, tu sonrisa en mis ojos está. HOY SEÑOR tú eres la luz y el camino, conduces a ti mi destino

que los concibe como un rito de pasaje de la vida a la muerte - o de una vida a otra- y de transmisión del poder de un hombre o de un clan a otro. 1, se suman los análisis desde las sensibilidades y los comportamientos. 2, los enfoques desde la historia del arte y del espectáculo. 3. y los provenientes de la historia política e .

4 Guía de Gestión Empresarial Enfoques de la enseñanza y el aprendizaje El término “enfoques de la enseñanza y el aprendizaje” en el Programa del Diploma se refiere a las estrategias, habilidades y actitudes deliberadas que permea

Artificial Intelligence in Supply Chains Martin Zapke, 3806 A Field Lab carried out on the Master in Management Program, under the supervision of: Professor José Crespo de Carvalho 4th January 2019 . ii Disclaimer With this disclaimer, Martin Zapke, ensures that the following work project to obtain the Master of Science degree in Management is conducted by himself. The mentioned references .