Grandes Ideas De La Ciencia - Isaac Asimov - Libros Maravillosos

1y ago
9 Views
2 Downloads
857.96 KB
130 Pages
Last View : 14d ago
Last Download : 4m ago
Upload by : Amalia Wilborn
Transcription

Grandes ideas de la cienciawww.librosmaravillosos.com1Isaac AsimovPreparado por Patricio Barros

Grandes ideas de la cienciawww.librosmaravillosos.comIsaac AsimovIntroducciónIsaac Asimov, siendo a la vez uno de los más prestigiosos divulgadores científicosde la actualidad y uno de los grandes maestros de la narrativa de ciencia ficción,que sin renunciar ni a un ápice al rigor científico, convierte las más claras y precisasexplicaciones en algo tan ameno y sugestivo como el mejor relato.En este grupo de artículos, abarca una amplia gama de grandes ideas queimpulsaron el desarrollo de la ciencia, hasta lo que conocemos hoy.Nos relata, por ejemplo, cómo Tales de Mileto se pregunta ¿De qué está compuestoel universo? Y a esta pregunta, tan importante, le dio una solución falsa: «Todas lascosas son agua».La idea, además de incorrecta, tampoco era original del todo. Pero aún así es unode los enunciados más importantes en la historia de la ciencia, porque sin él, u otroequivalente, no habría ni siquiera lo que hoy entendemos por «ciencia».La importancia de la solución que dio Tales se nos hará clara si examinamos cómollegó a ella. A nadie le sorprenderá saber que este hombre que dijo que todas lascosas eran agua vivía en un puerto de mar.Mileto, que así se llamaba la ciudad, estaba situada en la costa oriental del MarEgeo, que hoy pertenece a Turquía. Mileto ya no existe, pero en el año 600 A. C.era la ciudad más próspera del mundo de habla griega. Al borde del litoral No esimpensable que Tales cavilase sobre la naturaleza del universo al borde del mar,con la mirada fija en el Egeo.Sabía que éste se abría hacia el sur en otro mar más grande, al que hoy llamamosMediterráneo, y que se extendía cientos de millas hacia el Oeste.El Mediterráneo pasaba por un angosto estrecho (el de Gibraltar), vigilado por dospeñones rocosos que los griegos llamaban las Columnas de Hércules. Más allá de lasColumnas de Hércules había un océano (el Atlántico), y los griegos creían que estamasa de agua circundaba los continentes de la Tierra por todas partes.El continente, la tierra firme, tenía, según Tales, la forma de un disco de algunosmiles de millas de diámetro, flotando en medio de un océano infinito. Pero tampocoignoraba que el continente propiamente dicho estaba surcado por las aguas. Había2Preparado por Patricio Barros

Grandes ideas de la cienciawww.librosmaravillosos.comIsaac Asimovríos que lo cruzaban, lagos diseminados aquí y allá y manantiales que surgían desus entrañas. El agua se secaba y desaparecía en el aire, para convertirse luegootra vez en agua y caer en forma de lluvia. Había agua arriba, abajo y por todaspartes.3Preparado por Patricio Barros

Grandes ideas de la cienciawww.librosmaravillosos.comIsaac AsimovCapítulo 1Tales y la CienciaBiografíaTALES DE MILETO: Filósofo griego, uno de los siete sabios de Grecia. Nacido en 639a. de Cristo y muerto en Mileto (Asia Menor) en 548 a. de Cristo. Algunos escritorespretenden que nació en Fenicia, y otros suponen que era natural de Mileto.La mayoría de los historiadores nos lo presentan como genuino milesio. Sinembargo, según Diógenes Laercio, importante historiador griego, fue admitido en laciudad jonia de Mileto, a orillas del Mar Egeo después de ser expulsado de Feniciajunto con Nileo.Tales de Mileto. (639? AC – 548? AC)Descendiente de Agenor, a juicio de Platón, dedicóse Tales, en sus primeros años, alos negocios públicos, y desempeñó algunos cargos importantes, pero no tardómucho en abandonar aquella senda para consagrarse por completo al estudio.Aristóteles, por su parte, cuenta en su Política que también se destacó en el área delas finanzas, una vez que, habiendo predicho (gracias a sus conocimientosastronómicos) cómo sería la cosecha de aceitunas, compró durante el invierno todaslas prensas de aceite de Mileto y Quíos y las alquiló al llegar la época de larecolección, acumulando una gran fortuna y mostrando así que los filósofos puedenser ricos si lo desean, pero que su ambición es bien distinta.4Preparado por Patricio Barros

Grandes ideas de la cienciawww.librosmaravillosos.comIsaac AsimovCon propósitos de negocios, visitó Creta, parte del Asia y Egipto, suponiéndose, nosin fundamento, que en este último país adquirió nociones científicas que sirvieronde sólida base a sus conocimientos.Se le considera como el creador de la Física, de la Geometría y de la Astronomía,pero indudablemente fui el primer filósofo griego que hizo aplicación de estasciencias. Se dice que midió la altura de las pirámides por su sombra, que descubrióalgunas de las propiedades del triángulo esférico y que demostró la igualdad de losdos ángulos adyacentes a la base del triángulo isósceles.Estableciendo la teoría de los eclipses, predijo el de Sol, acaecido en 609. A pesar deconsiderar el agua como elemento constitutivo de todas las cosas, no parece quenegara la intervención de una potencia inmaterial, que pudiera considerarse como elpreludio del reconocimiento del alma.Tanto Heródoto (I, 170) como Diógenes Laercio (I, 25) lo señalan como un sabioconsejero político de jonios y lidios. Laercio afirma que algunos como el poeta Coriliodeclararon que fue el primero en sostener la inmortalidad del alma, que, según nosrefiere Aristóteles, es para Tales una fuerza motriz. También refiere Heródoto (I, 75)que logró desviar el río Halys para que fuera cruzado por el ejército de Creso.Había adquirido parte de su ciencia entre los sacerdotes egipcios, y en 587 fijó suresidencia en Mileto, en donde fundó una escuela famosa. Fue uno de los primeros aquienes llamaron la atención las atracciones y repulsiones producidas por el succinoo ámbar amarillo al ser frotado por una tela de lana ó trozo de gamuza, base de losgrandes descubrimientos eléctricos que hoy nos admiran.Se le atribuye la máxima Nosce te ipsum (conócete a ti mismo), y sin visos deverosimilitud se consideran también como suyos algunos escritos, entre otros unosversos en que se da a conocer la Osa menor.Como astrónomo fue más célebre, predijo el eclipse total de sol visible en AsiaMenor, como asimismo se cree que descubrió la constelación de la Osa Menor y queconsideraba a la Luna 700 veces menor que el sol. También se cree que conoció lacarrera del sol de un trópico a otro. Explicó los eclipses de sol y de luna. Finalmentecreía que el año tenía 365 días.A Tales se le atribuyen 5 teoremas de la geometría elemental:1. Los ángulos de la base de un triángulo isósceles son iguales5Preparado por Patricio Barros

Grandes ideas de la cienciawww.librosmaravillosos.comIsaac Asimov2. Un circulo es bisectado por algún diámetro3. Los ángulos entre dos líneas rectas que se cortan son iguales4. Dos triángulos son congruentes si ellos tienen dos ángulos y un lado igual.5. Todo ángulo inscrito en una semicircunferencia es rectoApolodoro, en su “Cronología”, afirma que murió a la edad de setenta y ocho años.Sin embargo, Sosícrates asegura que murió en la olimpiada LVIII, a la edad denoventa años.Sus doctrinas, transmitidas por Aristóteles, Diógenes Laercio y Cicerón, puedenconocerse extensamente consultando las obras siguientes: De dogmatibus ThaletisMilesii et Anaxagorœ, de Plouquet; De aqud, principio Thaletis, de Müller; DeTheismê Thaleti abjudicando, de Flatt, etc.***¿De qué está compuesto el universo?Esa pregunta, tan importante, se la planteó hacia el año 600 A. C. el pensadorgriego Tales, y dio una solución falsa: «Todas las cosas son agua».La idea, además de incorrecta, tampoco era original del todo. Pero aún así es uno delos enunciados más importantes en la historia de la ciencia, porque sin él —u otroequivalente— no habría ni siquiera lo que hoy entendemos por «ciencia».La importancia de la solución que dio Tales se nos hará clara si examinamos cómollegó a ella. A nadie le sorprenderá saber que este hombre que dijo que todas lascosas eran agua vivía en un puerto de mar. Mileto, que así se llamaba la ciudad,estaba situada en la costa oriental del Mar Egeo, que hoy pertenece a Turquía.Mileto ya no existe, pero en el año 600 A. C. era la ciudad más próspera del mundode habla griega.Al borde del litoralNo es impensable que Tales cavilase sobre la naturaleza del universo al borde delmar, con la mirada fija en el Egeo. Sabía que éste se abría hacia el sur en otro marmás grande, al que hoy llamamos Mediterráneo, y que se extendía cientos de millas6Preparado por Patricio Barros

Grandes ideas de la cienciawww.librosmaravillosos.comIsaac Asimovhacia el Oeste. El Mediterráneo pasaba por un angosto estrecho (el de Gibraltar),vigilado por dos peñones rocosos que los griegos llamaban las Columnas deHércules.Más allá de las Columnas de Hércules había un océano (el Atlántico), y los griegoscreían que esta masa de agua circundaba los continentes de la Tierra por todaspartes.El continente, la tierra firme, tenía, según Tales, la forma de un disco de algunosmiles de millas de diámetro, flotando en medio de un océano infinito. Pero tampocoignoraba que el continente propiamente dicho estaba surcado por las aguas. Habíaríos que lo cruzaban, lagos diseminados aquí y allá y manantiales que surgían de susentrañas. El agua se secaba y desaparecía en el aire, para convertirse luego otra vezen agua y caer en forma de lluvia. Había agua arriba, abajo y por todas partes.¿Tierra compuesta de agua?Según él, los mismos cuerpos sólidos de la tierra firme estaban compuestos deagua, como creía haber comprobado de joven con sus propios ojos: viajando porEgipto había visto crecer el río Nilo; al retirarse las aguas, quedaba atrás un suelofértil y rico. Y en el norte de Egipto, allí donde el Nilo moría en el mar, había unaregión de suelo blando formado por las aguas de las crecidas. (Esta zona tenía formatriangular, como la letra «delta» del alfabeto griego, por lo cual recibía el nombre de«delta del Nilo».)Al hilo de todos estos pensamientos Tales llegó a una conclusión que le parecíalógica: «Todo es agua». Ni qué decir tiene que estaba equivocado. El aire no esagua, y aunque el vapor de agua puede mezclarse con el aire, no por eso setransforma en él. Tampoco la tierra firme es agua; los ríos pueden arrastrarpartículas de tierra desde las montañas a la planicie, pero esas partículas no son deagua.Tales «versus» BabiloniaLa idea de Tales, ya lo dijimos, no era del todo suya, pues tuvo su origen enBabilonia, otro de los países que había visitado de joven. La antigua civilización deBabilonia había llegado a importantes conclusiones en materia de astronomía y7Preparado por Patricio Barros

Grandes ideas de la cienciawww.librosmaravillosos.comIsaac Asimovmatemáticas, y estos resultados tuvieron por fuerza que fascinar a un pensador tanserio como Tales. Los babilonios creían que la tierra firme era un disco situado en unmanantial de agua dulce, la cual afloraba aquí y allá a la superficie formando ríos,lagos y fuentes; y que alrededor de la tierra había agua salada por todas partes.Cualquiera diría que la idea era la misma que la de Tales, y que éste no hacía másque repetir las teorías babilónicas. ¡No del todo! Los babilonios, a diferencia deTales, concebían el agua no como tal, sino como una colección de seressobrenaturales. El agua dulce era el dios Apsu, el agua salada la diosa Tiamat, yentre ambos engendraron muchos otros dioses y diosas. (Los griegos tenían unaidea parecida, pues pensaban que Okeanos, el dios del océano, era el padre de losdioses.)Según la mitología babilónica, entre Tiamat y sus descendientes hubo una guerra enla que, tras gigantesca batalla, Marduk, uno de los nuevos dioses, mató a Tiamat yla escindió en dos. Con una de las mitades hizo el cielo, con la otra la tierra firme.Esa era la respuesta que daban los babilonios a la pregunta « ¿de qué estácompuesto el universo?». Tales se acercó a la misma solución desde un ángulodiferente. Su imagen del universo era distinta porque prescindía de dioses, diosas ygrandes batallas entre seres sobrenaturales. Se limitó a decir: «Todas las cosas sonagua».Tales tenía discípulos en Mileto y en ciudades vecinas de la costa egea. Doce de ellascomponían una región que se llamaba Jonia, por la cual Tales y sus discípulosrecibieron el nombre de «escuela jónica» Los jonios persistieron en su empeño deexplicar el universo sin recurrir a seres divinos, iniciando así una tradición que haperdurado hasta nuestros días.La importancia de la tradición jónica¿Por qué fue tan importante el interpretar el universo sin recurrir a divinidades? Laciencia ¿podría haber surgido sin esa tradición?Imaginemos que el universo es producto de los dioses, que lo tienen a su merced ypueden hacer con él lo que se les antoje. Si tal diosa está enojada porque el temploerguido en su honor no es suficientemente grandioso, envía una plaga. Si unguerrero se halla en mal trance y reza al dios X y le promete sacrificarle reses, éste8Preparado por Patricio Barros

Grandes ideas de la cienciawww.librosmaravillosos.comIsaac Asimovpuede enviar una nube que le oculte de sus enemigos. No hay manera de prever elcurso del universo: todo depende del capricho de los dioses.En la teoría de Tales y de sus discípulos no había divinidades que se inmiscuyeran enlos designios del universo. El universo obraba exclusivamente de acuerdo con supropia naturaleza. Las plagas y las nubes eran producto de causas naturalessolamente y no aparecían mientras no se hallaran presentes éstas últimas. Laescuela de Tales llegó así a un supuesto básico: El universo se conduce de acuerdocon ciertas «leyes de la naturaleza» que no pueden alterarse.Este universo ¿es mejor que aquel otro que se mueve al son de las veleidadesdivinas? Si los dioses hacen y deshacen a su antojo, ¿quién es capaz de predecir loque sucederá mañana? Bastaría que el «dios del Sol» estuviese enojado para que, alo peor, no amaneciera el día siguiente. Mientras los hombres tuvieron fijada lamente en lo sobrenatural no vieron razón alguna para tratar de descifrar losdesignios del universo, prefiriendo idear modos y maneras de agradar a los dioses ode aplacarlos cuando se desataba su ira. Lo importante era construir templos yaltares, inventar rezos y rituales de sacrificio, fabricar ídolos y hacer magia.Y lo malo es que nada podía descalificar este sistema. Porque supongamos que, pesea todo el ritual, sobrevenía la sequía o se desataba la plaga. Lo único que significabaaquello es que los curanderos habían incurrido en error u omitido algún rito; lo quetenían que hacer era volver a intentarlo, sacrificar más reses y rezar con másfruición.En cambio, si la hipótesis de Tales y de sus discípulos era correcta —si el universofuncionaba de acuerdo con leyes naturales que no variaban—, entonces sí quemerecía la pena estudiar el universo, observar cómo se mueven las estrellas y cómose desplazan las nubes, cómo cae la lluvia y cómo crecen las plantas, y además enla seguridad de que estas observaciones serían válidas siempre y de que no severían alteradas inopinadamente por la voluntad de ningún dios. Y entonces seríaposible establecer una serie de leyes elementales que describiesen la naturalezageneral de las observaciones. La primera hipótesis de Tales condujo así a unasegunda: la razón humana es capaz de esclarecer la naturaleza de las leyes quegobiernan el universo.9Preparado por Patricio Barros

Grandes ideas de la cienciawww.librosmaravillosos.comIsaac AsimovLa idea de cienciaEstos dos supuestos —el de que existen leyes de la naturaleza y el de que el hombrepuede esclarecerlas mediante la razón— constituyen la «idea de ciencia». Pero ¡ojo!,son sólo eso, supuestos, y no pueden demostrarse; lo cual no es óbice para quedesde Tales siempre haya habido hombres que han creído obstinadamente en ellos.La idea de ciencia estuvo a punto de desvanecerse en Europa tras la caída delImperio Romano; pero no llegó a morir. Luego, en el siglo XVI, adquirió enormeempuje. Y hoy día, en la segunda mitad del siglo XX, se halla en pleno apogeo.El universo, todo hay que decirlo, es mucho más complejo de lo que Tales seimaginaba. Pero, aun así, hay leyes de la naturaleza que pueden expresarse congran simplicidad y que son, según los conocimientos actuales, inmutables. La másimportante de ellas quizá sea el «principio de conservación de la energía», que,expresado con pocas palabras, afirma lo siguiente: «La energía total del universo esconstante».Una cierta incertidumbreLa ciencia ha comprobado que el conocimiento tiene también sus límites. El físicoalemán Werner Heisenberg elaboró en la década de los veinte un principio que seconoce por «principio de incertidumbre» y que afirma que es imposible determinarcon exactitud la posición y la velocidad de un objeto en un instante dado. Se puedehallar una u otra con la precisión que se quiera, pero no ambas al mismo tiempo.¿Hay que entender que el segundo supuesto de la ciencia es falso, que el hombre nopuede adquirir conocimiento con el cual descifrar el enigma del universo?En absoluto, porque el principio de incertidumbre es, de suyo, una ley natural. Laexactitud con la que podemos medir el universo tiene sus límites, nadie lo niega;pero la razón puede discernir esos límites, y la cabal comprensión de modo,seríaninexplicables. Así pues, la gran idea de Tales, la «idea de ciencia», es igual de válidahoy que hace unos 2.500 años, cuando la propuso el griego de Mileto.10Preparado por Patricio Barros

Grandes ideas de la cienciawww.librosmaravillosos.comIsaac AsimovCapítulo 2Pitágoras y el númeroBiografíaPITÁGORAS: Célebre filósofo griego nacido en Samos, isla del Mar Egeo, en el añode 569 antes de J. C. y murió en el año 470 antes de la era vulgar. Según afirmanalgunos, Delos fue le patria del gran filósofo. Tres son las principales vidas del granmaestro que han servido de base a sus biografías. La de Diógenes Laercio, en quese hilvanan todas las tradiciones y afirmaciones gratuitas de antiguos escritores nomuy verídicos, es una compilación anecdótica donde no se puede distinguir conclaridad lo que pertenece al campo de la Historia de lo puramente legendario yfantástico.Pitágoras, nacido en la isla de Samos, actual Grecia, 569? a.C. y muerto enMetaponto, hoy desaparecida, actual Italia, 470? a.C.Porfirio y Jámblico, los otros dos biógrafos, pertenecen a la época Alejandrina,época en que la aspiración general de artistas y filósofos era fundir lo antiguo con lonuevo, y el pensamiento de Pitágoras servía admirablemente para armonizar la ideacristiana con la cultura antigua. El elemento maravilloso palpita aún con másenergía en las historias de Porfirio y Jámblico, y por esta razón la crítica modernaprefiere en sus investigaciones la biografía de Diógenes Laercio. Sin embargo, es11Preparado por Patricio Barros

Grandes ideas de la cienciawww.librosmaravillosos.comIsaac Asimovnecesario no perder de vista que tanto Diógenes como Porfirio y Jámblico son muyposteriores a Pitágoras, y no sólo ellos, sino también las fuentes a que acuden; asíes que la crítica examina con gran detenimiento sus escritos a fin de escoger sólo loque más concuerda con lo propio y característico de la naturaleza y sociedadhumana en la época en que vivió Pitágoras, y con las monografías de las ciudadesdel Golfo Tarentino.No hay tampoco gran copia de datos y noticias en lo que se refiere, no ya a la vida,sino a la doctrina de Pitágoras. Aquí, antes de hablar de sus doctrinas, se hará elresumen de su vida. Hay diversidad de opiniones sobre la raza a que Pitágorasperteneció: a pesar de nacer en tierras pobladas por jonios, se indica la posibilidadque sus antecesores pasaran a habitar en aquellas islas desde los países dorios. Sunacimiento está rodeado de prodigios; su vista penetra las tinieblas del porvenir ydel pasado, como ser divino que había tomado forma humana para regir la vida delos mortales. Pero todo esto, y más aún, vale muy poco: a través de la leyenda y dela fábula, es preciso hallar lo que fue Pitágoras en su vida como hombre y en suciencia y doctrina como filósofo, haciendo caso omiso de todo aquello que revistacaracteres extraordinarios.La educación de Pitágoras fue la propia de todo griego de su época; cultivábase elcuerpo y el espíritu, y así el hombre se formaba física e intelectualmente. Su padreMnosario (tirio, tirreno ó de Lemnos, según diversas opiniones), era grabador ocomerciante en metales y piedras preciosas, o tal vez ambas cosas, industria que,procurándole una vida desahogada, contribuyó a la mejor educación del hijo. Losmaestros más afamados dirigieron los primeros pasos de Pitágoras, por quien losprincipios de la escuela jónica llegaron a ser conocidos muy a fondo. Como a todoslos filósofos antiguos, atribúyenle sus biógrafos innumerables y remotos viajes aEgipto y comarcas orientales. Si Cambises lo hizo o no prisionero, si con este motivovisitó los principales centros de cultura del Asia Menor y conoció las doctrinas deZoroastro, todo ello es muy inseguro y da motivo a afirmaciones completamentecontradictorias, pues mientras unos se inclinan a admitir la posibilidad, cuandomenos, de estos hechos, otros niegan de un modo absoluto toda relación de lafilosofía itálica con la filosofía oriental.12Preparado por Patricio Barros

Grandes ideas de la cienciawww.librosmaravillosos.comIsaac AsimovSamos era una de las islas más comerciales de la antigüedad; el comercio eratambién la profesión de la familia de Pitágoras, y esto lleva a suponer un contactofrecuente con las ciudades del litoral de Asia Menor y Egipto; se consideraban,además, los viajes en aquellas edades como uno de los más eficaces medios deeducación, y así lo dice y establece como precepto la misma escuela pitagórica.Dato verídico que permita afirmar rotundamente que Pitágoras viajó no lo hay, ymucho menos para decir cuáles fueron esos viajes; pero dadas las anterioresindicaciones, no es muy aventurado conceder algún crédito a las tradicionesconservadas por los biógrafos del filósofo de Samos. Créese que Pitágoraspermaneció largos años en su país, que adquirió gran celebridad en Samos e islascontiguas, y que motivos políticos le obligaron a abandonar su patria. Desde lascostas del Asia Menor, aqueos, dorios y jonios habían ido a establecerse en lastierras meridionales de Italia, donde fundaron un gran número de colonias, y una delas cuales fue la segunda patria de Pitágoras.De cuarenta a cincuenta años de edad contaba el filósofo cuando desembarcó enCrotona, ciudad situada en el Golfo de Tarento, importantísima hasta el punto deobscurecer, según escritores alejandrinos, a las más notables del Oriente, y emporiode la civilización y del comercio en el Mar Mediterráneo.La influencia de Pitágoras dejóse sentir desde el momento en que pisó aquellasplayas, y fue debida principalmente a la palabra. Sus elocuentes discursos atraían amiles de crotoniatas, a quienes predicaba el abandono de los vicios y la necesidadque en todas las acciones humanas dominara una regla moral.El hombre debía procurar ante todo ser hombre, y después ser semejante a Dios;llegar, en suma, a la mayor perfección posible. Así se explica como la sola presenciade Pitágoras determinó en poco tiempo grandes mudanzas en las costumbres de loshabitantes de Crotona. En Grecia la Moral y la Política eran dos esferas tanconcéntricas que casi se confundían; de cada regla moral brotaba una Constituciónpolítica. Y ¿qué cambios políticos causaron en Crotona las doctrinas morales dePitágoras? Noticia histórica que plenamente satisfaga esta pregunta no se tiene;pero las luchas, vicisitudes y trágico fin de la escuela proporcionan algunos datospara el conocimiento del ideal político de Pitágoras.13Preparado por Patricio Barros

Grandes ideas de la cienciawww.librosmaravillosos.comIsaac AsimovLa Constitución de Crotona era democrática; el pueblo elegía los magistrados y lespedía cuenta de sus actos al cesar en las funciones de gobierno. Llegó Pitágoras aCrotona, y al poco tiempo el gobierno de la ciudad se convirtió en aristocrático,porque siendo la Moral y la Ciencia el camino de la perfección humana era precisorespetar la autoridad científica y moral de los aristoi, los mejores, los más perfectos.La antigua democracia fue ahogada por este socialismo aristocrático. Para logrartales fines acudió Pitágoras a medios legítimos e ilegítimos. Por ilegítimo seentiende todo aquello que tiende a sublimar, a divinizar la personalidad delmaestro; así Pitágoras desaparecía y aparecía misteriosamente en Crotona,dominaba las leyes de la naturaleza y nada había para el imposible; penetraba losarcanos del porvenir, y cuando todos le creían muerto presentábase de nuevo yvolvía a tomar la dirección política, moral y científica de los crotoniatas.De los medios legítimos que empleó, el más decisivo fue la institución de la secta ocolegio pitagórico, asociación formada por sus más entusiastas discípulos, queabandonaban los bienes en provecho de todos, estableciendo un régimen ndividualquedabacompletamente anulado, sin que hubiera otro móvil, principio, regla ni propósito quela palabra del maestro: algo semejante a lo que después habían de ser losmonasterios y sociedades secretas. Por estos medios, no sólo llegó Pitágoras aapoderarse de la vida entera de Crotona, sino que su influencia sintióse, y no poco,en las más importantes ciudades de la Italia meridional y en la misma Roma.En Grecia, en la época de mayor florecimiento de las escuelas de Sócrates, entiempos de Platón y de Aristóteles, todavía era visible el inmenso predominio queesos conventos pitagóricos habían ejercido en el desenvolvimiento moral eintelectual de las razas griegas. De 536 a 510 la influencia pitagórica fue la única enItalia. Sin embargo, el partido democrático no se avenía con la nueva la forma degobierno, y en la vecina ciudad de Sibaris pudo vencer a los aristócratas ópitagóricos, que buscaron refugio en Crotona.El partido triunfante en Sibaris pidió la extradición de los fugitivos; los magistradosde Crotona, a instancias de Pitágoras, rechazaron la exigencia, y la guerra sedeclaró entre ambas ciudades.14Preparado por Patricio Barros

Grandes ideas de la cienciawww.librosmaravillosos.comIsaac AsimovY cuando Sibaris había sido vencida y destruida por los crotoniatas, cuando parecíaque la victoria iba a dar mayor vida y estabilidad al gobierno pitagórico, lademocracia, acaudillada por Cilón, desafió otra vez, y dentro de los muros mismosde Crotona, a los sectarios de Pitágoras. Era este Cilón un ciudadano de carácterambicioso e inquieto, que había pretendido ingresar en el orden pitagórico; bahastalosrasgosfisonómicos de los que aspiraban a conocer los secretos de su doctrina, negóse a losdeseos de Cilón, y de aquí la enemistad del que pronto se hizo alma y jefe de lademocracia.Paso a paso los populares aumentaron sus conquistas políticas; lograron que laAsamblea fuera formada por individuos representantes de todas las clases sociales;consiguieron que los magistrados dieran cuenta al pueblo de sus actos, y llegó elmomento en que pidieron ya desembozadamente la vuelta al antiguo régimen.Dícese que entonces el pueblo rodeó el local donde se hallaba el Orden, lo incendióy dio muerte a Pitágoras y a la mayor parte de sus discípulos; creen otros que elmaestro pudo huir a Metaponte y que allí se dejó morir de hambre, y hay tambiénquien supone que permaneció en Crotona, donde dicen que murió tranquilamenteentre los años 505 a 500 a. de J.C., y no en la fecha arriba citada.¿Escribió Pitágoras? Casi todos los biógrafos le atribuyen varias obras, y citan hasta16, entre ellas los famosos versos de oro. La crítica, sin negar absolutamente,sostiene hoy que no existen fragmentos pitagóricos, y que los así llamados, ni porlas condiciones del lenguaje ni por las fuentes a que se refieren puede afirmarseque sean de Pitágoras. Los Aurea carmina son, a lo más, de alguno de susdiscípulos inmediatos, y con interpolaciones hechas en las épocas alejandrina ycristiana. Es necesario también no olvidar que los filósofos griegos en este primerperíodo miraban con soberano desdén la palabra escrita; veían en ella algoatentatorio a la libertad del pensamiento, y todo el éxito de sus doctrinas lo fiaban ala palabra hablada.La palabra escrita era para ellos un cadáver, y así, en armonía con las ideas de sutiempo, nada tendría de extraño que Pitágoras hubiera renunciado a darpermanencia a sus doctrinas por medio de la escritura.15Preparado por Patricio Barros

Grandes ideas de la cienciawww.librosmaravillosos.comIsaac AsimovY entonces, ¿a que fuentes acudir para el estudio del pitagorismo? Si las hay,escasas han de ser, porque era condición esencial de la escuela la incomunicabilidaddel pensamiento, y no podían darse al público sin infringir el precepto.Se sabe que Aristóteles escribió varios libros sobre el pitagorismo; pero estos librosno han llegado hasta nosotros, y hoy todas las fuentes antiguas para elconocimiento de tan importante escuela filosófica se reducen a los extractos deStobeo, que ha conservado los fragmentos de Arquitas, los de Filolao y variasmáximas morales; a las citas de Sexto Empírico, a las referencias contenidas en laFísica, en la Meteorología y en el Tratado del Cielo de Aristóteles; a las indicacionesmás completas que el mismo autor hace en los libros I y XIII de su Metafísica, yfinalmente a citas aisladas y datos esparcidos en las obras de los principalesescritores antiguos. Ninguno de los citados fue discípulo directo de Pitágoras, y enArquitas, uno de los más próximos al tiempo en que floreció el filósofo de próximose ve clara y palpable la influencia socrática, de donde resalta que lo enseñadocomo doctrina de Pitágoras tal vez no sea más que una evolución o transformacióndel verdadero pitagorismo.***No mucho después de la época en que Tales cavilaba sobre los misterios deluniverso, hace unos 2.500 años, había otro sabio griego que jugaba con cuerdas.Pitágoras, al igual que Tales, vivía e

Grandes ideas de la ciencia www.librosmaravillosos.com Isaac Asimov 4 Preparado por Patricio Barros Capítulo 1 Tales y la Ciencia Biografía TALES DE MILETO: Filósofo griego, uno de los siete sabios de Grecia. Nacido en 639 a. de Cristo y muerto en Mileto (Asia Menor) en 548 a. de Cristo. Algunos escritores

Related Documents:

¿Por qué "grandes ideas"? 1 Sección Uno: Principios en que se sustenta la educación esencial en ciencias 6 Sección Dos: Seleccionando las grandes ideas en ciencias 18 Sección Tres: Desde las pequeñas a las grandes ideas. 27 Sección Cuatro: Trabajando con las grandes ideas en mente 46 Perfiles de los participantes en el seminario 56

obras de los grandes economistas y resumir en lenguaje sencillo y en unas pocas páginas cada una de las mejores ideas; esta tarea culminó en el 2005 con la creación de la página de internet www.contrapeso.info en el cual ha publicado, además, las grandes ideas en cultura y las grandes ideas en política.

Ciencia Cristiana. Contienen citas de la Biblia y del libro de texto de la Ciencia Cristiana, Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras, por Mary Baker Eddy. La Sra. Eddy fundó la Ciencia Cristiana, cuyo primer artículo de fe es: “Como quienes se adhieren a la Verdad, tomamos la Palabra inspirada

importancia que tiene la ciencia en nuestras vida cotidiana. Mujeresen la Ciencia Latinoamérica-2ªEdición Es un honor darles la bienvenida a este libro que pretende ser un homenaje a 25 mujeres latinoamericanas excepcionales, que han dedicado su vida a la ciencia para mejorar al mundo. El programa de "25 Mujeres en la Ciencia .

estas Grandes Ideas. Desenvolver ferramentas de avalia-ción para as Grandes Ideas. Preparar guías dos materiais educa-tivos. Preparar materiais para o desenvol-vemento profesional do profesorado. Elaborar documentos con políticas de acción. O Plan Estratéxico da IAU 2020-2030 sitúa a educación astronómica no centro do .

ni la relación general entre “Alquimia” y “Ciencia”. Sin duda, mis colegas del Departamento de Filosofía y Método Científico se sentirán realmente aliviados. Sin embargo, alguna información de contexto será útil, en especial para distinguir entre los aspectos connotativos y los denotativos de “alquimia” y de “ciencia”.

módulo titulado Naturaleza de Historia de la Ciencia, que tiene una carga lectiva de 20 horas presenciales. Este módulo persigue que los alumnos comprendan tanto los procesos de construcción de la ciencia como los obstáculos de su desarrollo, que alcancen una visión formada sobre la Naturaleza de la Ciencia (NdC) y que integren aspectos .

and hold an annual E-Safety Week. Our Citizenship Award. 4 Through discussion in all our history themes – the rule of law is a key feature. RE and citizenship/PSHEE lessons cover religious laws, commandments and practices. In RE we encourage pupils to debate and discuss the reasons for laws so that all pupils understand the importance of them for their own protection. As part of the .