El Tesoro De David - Diarios De Avivamientos

1y ago
11 Views
1 Downloads
7.60 MB
748 Pages
Last View : 27d ago
Last Download : 4m ago
Upload by : Albert Barnett
Transcription

El Tesoro de DavidSALMO 1Este Salmo puede ser considerado como el Salmo prefacio, puesto que en él hay una idea delcontenido de todo el libro. El deseo del Salmista es enseñarnos el camino a la bienaventuranza yadvertirnos de la destrucción segura de los pecadores. Éste es, pues, el asunto del primer Salmo,que puede ser considerado, en ciertos aspectos, como el texto sobre el cual el conjunto de losSalmos forma un sermón divino. C. H. S.El Salmista dice más, y de modo apropiado, sobre la verdadera felicidad, en este cortoSalmo, que ninguno de los filósofos, o que todos ellos juntos; éstos no hacen más que andarsepor las ramas; Dios va certeramente al punto y dice lo esencial. John Trapp.Vers. 1. Bienaventurado. ¡Obsérvese cómo este Libro de los Salmos empieza con unabendición, lo mismo que el famoso Sermón de nuestro Señor en el monte. La palabra traducidacomo «bienaventurado» es una palabra muy expresiva. En el original es plural, y es una cuestióndiscutida si se trata de un adjetivo o de un sustantivo. De ahí podemos colegir la multiplicidad delas bendiciones que reposan sobre el hombre, a quien Dios ha justificado, y la perfección ygrandeza de las bendiciones de que gozará.Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos. Este hombre sigue elconsejo prudente, y anda en los mandamientos del Señor, su Dios. Para él los caminos de lapiedad son caminos de paz y bienandanza. Sus pisadas son ordenadas por la Palabra de Dios y nopor la astucia y argucias del hombre carnal. Es una señal cierta de gracia interior el hecho de queel modo de andar ha cambiado y que la impiedad es apartada de nuestras acciones. C.H.SLa palabra haish es enfática este hombre; uno entre mil que vive para el cumplimiento delfin para el cual Dios le ha creado. Adam ClarkeNi estuvo en camino de pecadores. El pecador tiene un camino o modo particular detransgredir; el uno es un borracho, el otro es poco honrado o de mala fe, el otro impuro. Haypocos que se entreguen a toda clase de vicios. Hay muchos avaros que aborrecen la embriaguez,y muchos borrachos que aborrecen la avaricia; y así respecto a otras cosas. Cada uno tiene supecado dominante; por lo tanto,.como dice el profeta: «Deje el impío su camino» (Isaías 55:7).Ahora bien, bienaventurado el que no anda por un camino semejante. Adam ClarkeNi en silla de escarnecedores se ha sentado. Que los demás se mofen del pecado, de laeternidad, del infierno y del cielo y del Dios eterno; este hombre conoce una filosofía mejor quela de los infieles y tiene un sentido demasiado claro de la presencia de Dios para permitir que sunombre sea blasfemado.Cuando los hombres viven en el pecado, van de mal en peor. Al comienzo andanmeramente en el consejo de los descuidados e impíos, que no se preocupan de Dios – el mal esmás bien de carácter práctico que habitual –, pero después de esto se habitúan al mal y andan enel camino de los pecadores declarados que voluntariamente quebrantan los mandamientos deDios; y si se les deja solos, van un paso adelante y se vuelven maestros y tentadores deplorablesrespecto a los demás, y con ello se sientan en la silla de los escarnecedores. Se han graduado enel en e vicio, y como verdaderos doctores de condenación, se les ha concedido el título, y losdemás les consideran como maestros en Belial. Pero el hombre bienaventurado, el hombre queposee todas las bendiciones de Dios, no puede tener contacto con personajes de esta clase, Se1

mantiene puro y libre de estos leprosos; aparta las maldades de él como vestidos manchados porla carne; sale de entre los perversos y se va fuera del campamento llevando el reproche de Cristo.¡Oh, si pudiéramos tener gracia para mantenernos separados así de los pecadores! C. H. S.Vers. 2. Sino que en la ley de Jehová. «La ley de Jehová» es el pan diario del creyenteverdadero. Y, con todo, en el día de David, ¡qué reducida era la cantidad de inspiración, porqueapenas había nada más que los cinco primeros libros de Moisés! ¡Cuánto más, pues, deberíamosalabar toda la Palabra escrita que tenemos el privilegio de poseer en nuestras casas! Pero, ¡hay!,qué trato tan pobre damos a este ángel del cielo. No somos como los escudriñadores de Berea encuanto a las Escrituras. ¡Cuán pocos hay entre nosotros que pueden reclamar la bendición de estetexto! C. H. S.La «voluntad» a la que se alude aquí, es el deleite del corazón, y el placer cierto en la ley,que no mira a lo que la ley promete, ni a lo que amenaza, sino sólo a esto: que «la ley es santa,justa y buena». De ahí que no sólo es amor a la ley, sino que es un deleitarse amoroso en la leyque ni la prosperidad, ni la adversidad, ni el mundo, ni el príncipe del mundo pueden quitar odestruir; porque se abre camino victoriosamente en medio de la pobreza, la mala fama, la cruz, lamuerte y el infierno, y en medio de las adversidades es cuando brilla más. Martín Lutero.Y en su ley medita de día y de noche. En este versículo tan sencillo hay todo un mundode santidad y espiritualidad; y si en oración y dependencia de Dios nos sentamos y loestudiamos, podremos contemplar mucho más de lo que se nos presenta a la vista. Es posible quecuando leamos o miremos veamos poco o nada; el siervo de Elías fue a mirar una vez y no vionada; por lo que se le dio la orden de ir a mirar siete veces. «¿Qué ves ahora?» – le preguntó elprofeta –. «Veo una nube que asciende, como la palma de la mano», y, antes de poco, toda lasuperficie de los cielos se hallaba cubierta de nubes. Igualmente es posible que eches una miradaa la ligera sobre un pasaje y no veas nada; medita sobre él con frecuencia; pronto verás luz, comola luz del sol. Jos. Carvil.«La boca de los justos meditará sabiduría.» Por ello Agustín tiene en su traducción«charlar»; lo cual es una hermosa metáfora, puesto que indica un conversar constante, familiar,con la ley del Señor, que es aquello en que debería ocuparse el hombre, porque el hablar especuliar del hombre. Martin LuteroEl hombre piadoso lee la Palabra de día para que, viendo los demás sus buenas obras,puedan glorificar a su Padre que está en los cielos; lo hará de noche para no ser visto de loshombres; de día, para mostrar que no es uno de los que temen la luz; de noche, para mostrar quees uno de los que pueden brillar en la sombra; de día, porque es la hora de obrar, y así obramientras es de día; de noche, para que su Señor no venga, como ladrón en la noche, y leencuentre ocioso. Richard Baker.No tengo descanso, como no sea en compañía del libro. Thos. A Kemps.Vers. 3. Será como árbol plantado; no un árbol silvestre, sino «un árbol plantado», escogido,considerado como propiedad, cultivado y protegido de ser desarraigado, porque «toda planta queno ha plantado mi Padre celestial, será desarraigada».Junto a corrientes de aguas. De modo que incluso si falla una corriente, hay otradisponible. Los ríos del perdón y los ríos de la gracia, los ríos de la promesa y los ríos de lacomunión con Cristo, son fuentes de provisiones que no fallan nunca.Que da su fruto a su tiempo. El hombre que se deleita en la Palabra de Dios, recibeinstrucción de ella, dispone de paciencia en la hora del sufrimiento, fe en la de la prueba y gozo2

santo en la hora de la prosperidad. El dar fruto es una calidad esencial del hombre que poseegracia, y su fruto será en sazón. C. H. S.Los impíos tienen sus días marcados, sus ocasiones, sus obras y sus lugaresdeterminados, a los cuales se adhieren estrechamente; de modo que si su vecino muriera dehambre, no por ello se apartarían de su costumbre. Pero el hombre bienaventurado, siendo libreen todos los momentos, en todos los lugares, para todas las obras y para todas las personas, acudea servir y ayudar siempre que haya una necesidad.Y su hoja no cae. Describe antes el fruto que la hoja, y, por ello, se intima al que profesala palabra de doctrina que dé primero los frutos de vida si no quiere que su fruto se marchite,porque Cristo maldijo la higuera que no daba fruto. Martín Lutero.Y todo lo que hace, prosperará. Así como hay una maldición envuelta en la prosperidaddel malvado, hay también una bendición escondida en las cruces, pérdidas y aflicciones del justo.Las pruebas y tribulaciones del santo pertenecen a la administración divina, y por medio de ellascrece y da fruto en abundancia. C. H. S.La prosperidad externa, si sigue al hecho de andar con Dios, es muy dulce; como el cero,que cuando sigue a un dígito aumenta el valor del número, aunque él mismo, en sí, no es nada.John TrappVer. 4. No así los malos. Nota el uso de la palabra, «malos» o impíos, porque, comohemos visto al comienzo del Salmo, éstos son los principiantes en el mal y son los pecadores queofenden menos. Éstos son los que prescinden de Dios, aunque continúan sin alterarse en sumoralidad. Si éste es su triste estado, ¿cuál será la condición de los pecadores francos ydeclarados, los infieles y reprobados? C. H. S.Que son como el tamo. Éste es su carácter: intrínsecamente sin valor, muertos, inútiles,sin sustancia y llevados por el viento. C. H. S.Que arrebata el viento. Aquí vemos su destino y condenación: la muerte los arrebatará con susráfagas terribles de fuego, en el cual serán totalmente consumidos. C. H. S.Aquí, de paso, podemos ver que los malos tienen algo de que dar gracias, sin que losepan; que pueden agradecer a los piadosos por los días buenos que viven en la tierra, puesto quees por ellos y no por sí mismos que gozan de lo que gozan. Porque como el tamo, en tanto queestá unido al trigo, goza de algunos privilegios por causa del trigo, puesto cuidadosamente en elgranero, pero tan pronto como es ido y separado del trigo es echado y desparramado por elviento, así los malos, en tanto que se hallan en compañía de los buenos, en medio de ellos,participan por su causa de algunas de las bendiciones prometidas a los buenos; pero si los buenoslos abandonan o son apartados de ellos, entonces cae sobre ellos como un diluvio de fuego, comoocurrió a Sodoma cuando Lot la abandonó y se fue de la ciudad. Sir Richard BakerVers. 5. Por tanto, no se erguirán en la congregación de los justos. Toda la iglesia tiene undemonio en ella. La cizaña crece en los mismos surcos que el trigo. No hay ninguna era que hayasido limpiada del todo del tamo. Los pecadores se mezclan con los santos, y la escoria con el oro.Los preciosos diamantes de Dios se hallan todavía en el mismo terreno que los guijarros.Los pecadores no pueden vivir en el cielo. Estarían fuera de su elemento. Sería más fácilpara un pez vivir encaramado en un árbol que para un malvado vivir en el Paraíso. C. H. S.Vers. 6. Porque Jehová conoce el camino de los justos, o como el hebreo aún de modo máspleno: «El Señor es conocedor del camino de los justos.» Él está observando constantemente su3

camino, y aunque el camino pueda pasar por entre la niebla y la oscuridad, todo, el Señor loconoce.Más la senda de los malos conduce a la perdición. No sólo van perecer ellos mismos, sinoque también perecerá su camino. El justo: cincela su nombre en la roca, pero el malo escribe surecuerdo sobre la arena. C. H. S.***SALMO 2No vamos a ir descaminados en nuestro sumario de este sublime Salmo si lo llamamos el «Salmodel Mesías Príncipe», porque presenta, como en una visión maravillosa, el tumulto o motín de lospueblos que se levantan contra el Señor ungido, el propósito decidido de Dios de exaltar a supropio Hijo, y el reinado final de este Hijo sobre todos sus enemigos. Leámoslo con los ojos dela fe, contemplando, como en un espejo, el triunfo final de nuestro Señor Jesucristo sobre todossus enemigos.Tenemos en los tres primeros versículos una descripción del odio de la naturalezahumana en contra del Cristo de Dios. No se puede hacer mejor comentario sobre ello que elcántico apostólico de Hechos 4:27, 28: «Porque verdaderamente se aliaron en esta ciudad contratu santo Siervo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo deIsrael, para hacer cuanto tu mano y tu designio habían predestinado que sucediera.» C. H. S.Vers. 1. ¿Por qué se amotinan las gentes, y los pueblos piensan cosas vanas? El Salmo empiezaabruptamente con una interrogación airada; y con razón: no es para menos que asombrarse a lavista de las criaturas en actitud hostil en contra de su Dios, y esto es lo que deja' atónito alSalmista. C. H. S.Cosas vanas. En España hay dos columnas monumentales que fueron erigidas en elpasado, en las cuales se halla escrito:I. «A Diocleciano Joviano Maximiano Hercúleo César Augusto, por haber extendido elImperio Romano en el este y en el oeste, y por haber extinguido el nombre de los cristianos, quetrajo la ruina a la República.»II. «A Diocleciano Joviano Maximiano Hercúleo César Augusto, por haber adoptado aGalerio en el este, por haber abolido por todas partes la superstición de Cristo, por haberextendido el culto a los dioses.»«Tenemos aquí un monumento erigido por el paganismo sobre la tumba de su enemigovencido, pero en esto "el pueblo se imaginaba cosas vanas". Ni en España ni en parte algunapuede señalarse la tumba del cristianismo; "no existe, porque los vivos no tienen tumbas".»Vers. 2. Se levantan los reyes de la tierra. Con malicia decidida se organizaron en oposicióncontra Dios. No era un alboroto y furia pasajeros, sino que era un odio profundo, porque habíanresuelto de modo claro resistir al Príncipe de Paz. C. H. S.Y los príncipes conspiran juntamente contra Jehová y contra su ungido. Se preparan parasu campaña de guerra con astucia, no con prisas e improvisación, sino de modo sistemático ydeliberado. Hacen uso de todas las artes de la guerra. Como Faraón exclaman: «Los trataremoscon astucia y prudencia.» Ojalá que los hombres sirvieran a Dios con la mitad del cuidado y4

tesón con que sus enemigos atacan su reino astutamente. Los pecadores son sagaces en esto, ylos santos son lentos y torpes. C. H. S.¿Por qué se juntaron en armas en contra del Señor y en contra de su Ungido? ¿Querían derramarsu sangre? Sí, «hicieron consejo» – dice Mateo – «y decidieron darle muerte». Tenían aldemonio en su mente, que no se satisfacía sino con la muerte. ¿Y cómo se las ingeniaron? Dice:«conspiraron juntamente contra Él». Henry Smith.Vers. 3. Rompamos sus ligaduras. Seamos libres para cometer toda clase de abominaciones.Seamos nuestros propios dioses. Desembaracémonos de todo freno y restricción.Echemos de nosotros su yugo. Hay monarcas que han hablado de esta manera, y todavía hayalgunos que son este tipo de rebeldes sentados en tronos. Por loca que sea la resolución derebelarse contra Dios, el hombre, desde la creación, ha perseverado en ella y continúa en ellahasta este día. El glorioso reinado de Jesús en los últimos días no quedará consumado hasta queuna lucha terrible haya convulsionado las naciones. Para la cerviz sin la gracia, el yugo de Cristoes intolerable, pero para el pecador salvado es fácil y ligero. Podemos juzgarnos a nosotrosmismos en esto: ¿Amamos este yugo o procuramos echarlo lejos de nosotros? C. H. S.Vers. 4. El que mora en los cielos se reirá. Según nuestra capacidad, el profeta describe a Diospresentándole, lo mismo que nosotros haríamos en este caso, en una actitud de desprecio,burlándonos de los vanos intentos. Se ríe, pero con desprecio. Desprecia, pero con venganza. Élpermite que su templo sea saqueado, que sean profanados los santos vasos y se emborrachenbebiendo de ellos; pero, ¿no hizo temblar la sonrisa de Dios a Belsasar cuando vio el mensaje enla pared. ¡Oh que terrible ha de ser su ceño cuando su sonrisa es tan severa! THOS. ADAMS.El que mora en los cielos se reirá; el Señor se burlará de ellos. Esta tautología, o repetición de lamisma cosa es un signo de que la cosa ha quedado establecida: según la autoridad del patriarcaJosé (Génesis 41:32), cuando, habiendo interpretado los sueños de Faraón, dijo: « Y e suceder elsueño a Faraón dos veces, significa que la cosa es firme de parte de Dios, y que Dios se apresuraa hacerla.» Y, por tanto, aquí también «se reirá» y «se burlará de ellos». Y es una repetición paramostrar que no hay duda posible de que estas cosas van a suceder. MARTIN LUTERO.Vers. 5. Luego les hablará en su furor. Después de haberse reído, les habla; no les hiere; pero conel aliento de sus labios basta. C. H. S.Y les turbará con su ira, sea por medio del horror en su conciencia o por medio de plagascorporales; de una forma u otra Él les hará comprender bien lo que Él piensa de ellos, comosiempre ha hecho a los que han perseguido a su pueblo. JOHN TRAPPVers. 5, 9. Es fácil para Dios destruir a sus enemigos. De los treinta emperadores romanos,gobernadores de provincias, y otras personas con cargos elevados que se distinguieron por sucelo y malicia en perseguir a los cristianos primitivos, uno de ellos se volvió loco después decometer una crueldad terrible a otro le dio muerte su propio hijo; uno se volvió ciego; a otro se lesalieron los ojos de la cabeza; otro murió ahogado; otro, estrangulado; uno murió en lacautividad abyecta; otro cayó muerto; otro murió de una enfermedad asquerosa, de modo que susmédicos tuvieron que darle muerte porque no era posible resistir el hedor que llenaba la5

habitación; dos se suicidaron; un tercero lo intentó pero tuvo que pedir ayuda para poder hacerlo;cinco fueron asesinados por sus siervos u otros; cinco murieron en circunstancias de extremosufrimiento: varios de ellos de complicaciones de enfermedades; ocho murieron en batalla odespués de haber caído prisionerosEntre ellos se hallaba Juliano el Apóstata. En los días de su prosperidad, se dice que amenazócon su espada al cielo, desafiando al Hijo de Dios, a quien llamaba comúnmente el «galileo».Pero cuando fue herido en una batalla y vio que todo había terminado para él, echó un grumo desu propia sangre al aire y exclamó: «Has vencido, "galileo".» Wm. S. PLUMBERVers. 6. Yo mismo he ungido a mi rey sobre Sión, mi santo monte, a pesar de vuestra malicia, apesar de vuestras algaradas, a pesar de la sabiduría de vuestros consejos y a pesar de la astucia devuestros legisladores. Él ha hecho lo que sus enemigos intentaban impedir. En tanto que ellosestaban proponiendo algo, Él ya había decidido la cuestión. La voluntad de Jehová se hace, y elhombre se revuelve y agita en vano. C. H. S.Cristo es un Rey por encima de todos los reyes. ¿Qué son todos los hombres poderosos, losgrandes y honrados de la tierra, al lado de Cristo Jesús? No son más que una burbuja de agua;porque si todas las naciones, comparándolas con Dios, son como una gota de agua en un cubo, oel polvo en unas balanzas, de que habla Isaías 40:15, ¡qué poco han de ser los reyes de la tierra!Wm. DYER en Los títulos famosos de Cristo.Vers. 7. Yo publicaré el decreto. Contemplando el rostro airado de los reyes rebeldes, el Ungidoparece decir: «Si esto no basta para reduciros al silencio, yo publicaré el decreto. Ahora bien,este decreto está en conflicto directo con los planes del hombre, porque su intento es elestablecimiento del mismo dominio contra el cual las naciones están haciendo planes. C. H. S.Tú eres mi Hijo. Ésta es la noble prueba de la gloriosa divinidad de nuestro Emmanuel. Yo te heengendrado hoy. Si esto se refiere a la divinidad de nuestro Señor, no intentemos sondearla,porque es una gran verdad, que ha de ser recibida con reverencia, pero no ha de ser investigadacon irreverencia. Al intentar definir la Trinidad, o desvelar la esencia de la divinidad, muchoshombres se han perdido; aquí grandes navíos han naufragado. ¿Qué hemos de conseguir en estemar con nuestros frágiles esquifes?La discusión referente a la filiación eterna de nuestro Señor no hace más que manifestarcuriosidad presuntuosa, no fe reverente. Es un intento de explicar aquello que es mucho mejoradorar. Podríamos dar exposiciones opuestas de este versículo, pero no vamos a hacerlo. Lacontroversia es una de las tareas menos provechosas en que se han ocupado las plumas de losteólogos. C. H. S.Vers. 9. Los quebrantarás con cetro de hierro; como vasija de alfarero los desmenuzarás. Los queno se doblan han de ser quebrantados. La vasija del alfarero no puede ser restaurada una vez hasido desmenuzada, y la ruina de los pecadores será sin esperanza si Jesús los hiere y desmenuza.C. H. S.Vers. 10. Sed sensatos. ¡Oh, qué sabiduría infinita es la obediencia a Jesús, y qué espantosa es lalocura de aquellos que siguen siendo sus enemigos! C. H. S.6

Vers. 11. Servid a Dios con temor. Temor sin gozo es tormento; y gozo sin santo temor seríapresunción. C. H. S.Vers. 12. Besad al Hijo para que no se enoje. Judas traicionó a su Maestro con un beso, y, contodo, Dios lo manda, y expresa amor en esto; aquello de que es posible abusar no por eso tieneque ser abandonado; el que se pueda tergiversar una cosa no significa que tenga que serabandonada, sino que las cosas buenas que han sido desviadas para usos impropios por algunospueden ser vueltas a su bondad primitiva. Por tanto, consideremos y engrandezcamos la bondadde Dios, que nos ha traído a este punto en que podamos besar al Hijo; y que el expresar esteamor se halla en nuestras manos.Dios, que es amor, puede estar airado; y, entonces, este Dios que está airado aquí es el Hijo deDios, el cual ha hecho tanto por nosotros, y por tanto y por tanto está airado justamente; Él esnuestro juez, y por tanto con razón hemos de temer su ira; y, finalmente, podemos ver lofácilmente que se aparta su ira: basta con un beso.Si eres despreciado por amar a Cristo en su evangelio, recuerda cuando David fue mirado condesprecio porque danzaba tras el arca. «Cuanto más afligido te veas por los demás por causa deCristo, mayor será la paz que tendrás en Cristo.» De los sermones de JOHN DONNEPara hacer las paces con el Padre hay que besar al Hijo. «¡Oh, si él me besara con besos de suboca!», era la oración de la iglesia (Cantares l:2). Besémosle, que ésta sea nuestra empresa. Enrealidad, hay que ser besado por el Hijo primero, antes que nosotros le besemos a El en nuestrapiedad. Señor, concédenos, en estos besos mutuos y en estos abrazos ahora, que podamos entraren la fiesta de las bodas plenamente más adelante, cuando el coro de los cielos, incluso las vocesde los ángeles, cantarán el cántico de boda, el epitalamio, en las bodas de la esposa del Cordero.THOS. ADAMSY perezcáis en el camino; pues se inf1ama de pronto su ira. Es algo terrible perecer en medio delpecado, en los caminos de la rebelión; y con todo ¡qué fácilmente puede destruirnos su irasúbitamente! No es necesario que su ira se caliente siete veces más que de ordinario; basta conque se encienda un poco para que seamos consumidos. ¡Oh pecador! Vigila y teme los terroresdel Señor; «porque nuestro Dios es un fuego consumidor» C. H. S.La ira de Dios ha de ser indescriptible, si se enciende plenamente ya que la perdición puedesobrevenir con sólo que se encienda un poco. JOHN NEWTONEn el primer Salmo vimos al malvado arrebatado como si fuera tamo; en el segundo vemos quees quebrantado y desmenuzado como una vasija de alfarero. En el primer Salmo contemplamosal justo plantado como un árbol junto a corrientes de agua; y aquí contemplamos a Cristo, laCabeza Ungida de los justos, hecho mejor que un árbol plantado junto a corrientes de agua,porque es hecho rey de todas las islas, y todos los paganos se inclinan ante El y besan el polvo,en tanto que el mismo da su bendición a todos los que han puesto su confianza en Él. C. H. S.***SALMO 37

Un Salmo de David cuando huía de delante de Absalón su hijo. Podemos recordar la tristehistoria de la huida de David de su propio palacio, cuando en plena noche cruzó el vado delCedrón y se escapó con unos pocos fieles servidores, para esconderse durante un tiempo de lafuria de su hijo rebelde. Recordemos que David en esto era un tipo del Señor Jesucristo. Eltambién huyó; El también pasó el vado del Cedrón cuando su propio pueblo se rebeló contra El,y con un grupito de seguidores se dirigió al jardín de Getsemaní. El también bebió las aguas delarroyo en su camino, y por tanto levantó su cabeza. Muchos estudiosos, titulan este Salmo «elHimno matutino». ¡Ojalá nos despertemos siempre con la santa confianza en nuestros corazonesy un cántico en nuestros labios!Este Salmo puede ser dividido en cuatro partes de dos versículos cada una. En los primeros dosversículos tenemos a David presentando una queja a Dios contra sus enemigos; luego, declara suconfianza en el Señor (3, 4), canta su seguridad en el sueño (5, 6) y se siente corroborado para elconflicto futuro (7, 8). C. H. S.Vers. 1. Jehová, ¡Oh cuánto se han multiplicado mis adversarios! Los adversarios vienen engrupo. La aflicción tiene una familia numerosa. Muchos son los que se levantan contra mí. Laslegiones de nuestros pecados, los ejércitos de enemigos, la muchedumbre de dolores corporales,la hueste de aflicciones espirituales, y todos los aliados de la muerte y el infierno, se handispuesto en batalla contra el Hijo del hombre. C. H. S.¡Qué engañosos y peligrosos son todos ellos! ¡Y qué poca fidelidad y constancia se halla entrelos hombres! David tenía el afecto de sus súbditos tanto como puede haberlo tenido cualquierotro rey, y, con todo, de repente, ¡los perdió todos! MATHEW HENRYVers. 2. Muchos son los que dicen de mí: No hay para él salvación de Dios. David se quejadelante de su Dios amante de la peor arma de sus enemigos en sus ataques, y la gota más amargade sus penas. Este era el comentario más hiriente de todos, pues declaraban que no habíasalvación para él en Dios. Con todo, David sabía en su propia conciencia que había dado basehasta cierto punto para esta exclamación, porque había cometido pecado contra Dios a la mismaluz del día.Si todas las pruebas que nos vienen del cielo, todas las tentaciones que ascienden del infierno, ytodas las cruces que se levantan de la tierra pudieran mezclarse y oprimirnos, no podrían haceruna prueba tan terrible como la que está contenida en este versículo. Es la más amarga de todaslas aflicciones: temer que no haya ayuda ni salvación para nosotros en Dios. No obstante,recordemos que nuestro bendito Salvador tuvo que sufrir esto el grado sumo cuando exclamó:«¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has desamparado?» C. H. S.Cuando el creyente pone en duda el poder de Dios, o su interés en él, su gozo desaparece comola sangre sale de una arteria cortada. Este versículo es, verdaderamente, una herida dolorosa.WM. GURNALLUn hijo de Dios se sobresalta ante el mismo pensamiento de desesperar de la ayuda de Dios; nopuedes afligirle con algo peor que el intentar persuadirle de que «No hay salvación para él enDios». MATTHEW HENRY8

Selah. La palabra ocurre setenta y tres veces en los Salmos, y tres veces en el libro de Habacuc.ALBERT BARNESVers. 3. Tú eres mi gloria. ¡Oh, que tengamos la gracia de ver nuestra gloria futura en medio deloprobio presente! Hay una gloria presente en nuestras aflicciones, si podemos discerniría, porqueno es algo sin importancia el tener la comunión de Cristo en sus sufrimientos. David fue honradocuando ascendió al Olivete, llorando, con la cabeza cubierta; porque en todo fue hecho como suSeñor.¡Nosotros podemos aprender, a este respecto, a gloriarnos también en las tribulaciones! C. H. S.Vers. 4. Con mi voz clamé a Jehová. Cuando la oración va en vanguardia, a su debido tiempo laliberación cubre la retaguardia. Thos. WatsonY El me respondió. Con frecuencia he oído que algunas personas dicen en oración: «Tú escuchasla oración, y la respondes, oh Dios»; pero la expresión contiene algo superfluo, puesto que paraDios escuchar es, según las Escrituras, lo mismo que responder. C. H. S.Vers. 5. Yo me acosté y dormí. Hay un sueño de presunción; ¡Dios nos libre de él! Hay el sueñode la santa confianza; ¡Dios nos ayude a cerrar los ojos para disfrutarlo! C. H. S.Tiene que haber sido verdaderamente una blanda almohada la que pudo hacer que David olvidarasu peligro cuando un ejército rebelde estaba avanzando en su búsqueda; con todo, tantrascendente es la influencia de esta paz, que puede hacer que la criatura se acueste tanalegremente para dormir en la tumba como si fuera la cama más blanda. Se puede decir que elniño que llama para que le pongan en la cama está dispuesto; algunos de los santos han deseadoque Dios les pusiera a descansar en sus camas de polvo, y esto, no como resultado de unadesazón o aflicción presente, como hizo Job, sino por un dulce sentido de esta paz en su pecho.«Ahora despide a tu siervo en paz, porque mis ojos han visto tu salvación», fue el cántico delanciano Simeón. Wm. GurnallUna buena conciencia puede dormir en la boca de un cañón; la gracia es una cota de malla parael cristiano, el cual no teme la flecha ni la bala. Thos. WatsonJehová me sostenía. Nos sería muy útil considerar el poder sustentador manifestado en nosotrosen tanto que estamos durmiendo. En el flujo de la sangre, en el dilatarse y contraerse lospulmones, etc., en el cuerpo y en la continuidad de las facultades mentales, en tanto que laimagen de la muerte está sobre nosotros. C. H. S.Cristo, en las palabras de este versículo, da a entender su muerte y su sepultura. Martn LuteroVers. 6. No temeré a diez millares de gente, que pongan sitio contra mí. El Salmista confiará apesar de las apariencias amenazadoras. El Salmista no temerá aunque haya diez mil enemigosque le rodeen. Los creyentes débiles ahora están dispuestos a excusarse, y nosotros mismosestamos demasiado dispuestos a hacer uso de excusas; en vez de sobreponernos a las debilidadesde la carne, nos refugiamos bajo la misma y la usamos como una excusa. El confiar solamentecuando las apariencias son favorables, es navegar sólo con el viento y la marea, creer sólocuando podemos ver. ¡Oh!, sigamos el ejemplo del Salmista y busquemos esta fe sin límite que9

nos permitirá confiar en Dios, venga lo que venga. Philip Bennett Power en «Yo quiero» en losSalmos»No importa quiénes sean nuestros enemigos, por más que sean legiones en cuanto al número; encuanto al poder, principados; en sutileza, serpientes; en crueldad, dragones; en ventaja deem

El Tesoro de David. SALMO 1. Este Salmo puede ser considerado como el Salmo prefacio, puesto que en él hay una idea del contenido de todo el libro. El deseo del Salmista es enseñarnos el camino a la bienaventuranza y advertirnos de la destrucción segura de los pecadores. Éste es, pues, el asunto del primer Salmo,

Related Documents:

The Tulsa Refinery has a crude oil capacity of 125,000 barrels per day and mainly processes sweet crude oils TESORO ANACORTES REFINERY (TESORO), ANACORTES, WA Located about 70 miles north of Seattle on Puget Sound, the Anacortes refinery has a total crude-oil capacity of 120,000 barrels per day. The refinery mostly supplies gasoline,

Bellamy Young Ben Feldman Ben McKenzie Ben Stiller Ben Whishaw Beth Grant Bethany Mota Betty White Bill Nighy Bill Pullman Billie Joe Armstrong Bingbing Li Blair Underwood . David Koechner David Kross David Letterman David Lyons David Mamet David Mazouz David Morrissey David Morse David Oyelowo David Schwimmer David Suchet David Tennant David .

Patrul Rinpoche: El Corazón del Tesoro de los Iluminados. Patrul Rinpoche. EL CORAZÓN DEL TESORO DE LOS ILUMINADOS, la práctica de la Visión, la Meditación, y la Acción. Un discurso virtuoso en el principio, el medio, y el final. ¡Namo Lokeshvaraya! 1. Si tan solo una simple gota del néctar de tú nombre cayera en mis oídos,

diarios como El Mundo, El País, La Vanguardia, El Periódico de Catalunya y otros diarios regionales. En este sentido los editores anduvieron ágiles de reflejos y apostaron por implementar su negocio haciendo un producto específico de distribución online. Aunque al principio f

4 – Divaldo Pereira Franco ÍNDICE Episódios Diários – pág.6 1 – Ao Amanhecer – pág. 7 2 – A Preparação – pág. 8 3 – O Primeiro Desafio – pág. 9 4 – A Irritação – pág. 10 5 – O Trabalho – pág. 1 6 – O Cansaço – pág. 12 7 –

Otros ejemplos en el NT Primeros cristianos (Hch. 2:44-47) Parábola del tesoro escondido disposición hacia el Reino. “Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo” Mt. 13:44.

Contents . 1 Introduction 7 2 Objective 7 3 Approach 7 4 Tesoro Anacortes refinery incident and the CSB Report 8 4.1 Introduction 8 4.2 Background to the incident 8 4.3 Description of Tesoro naptha hydrotreater equipment and materials 8 4.4 Non-destructive examination (NDE) of the heat exchangers 9 4.5 Metallurgical analyses 9 4.6 Process monitoring of temperature and pressure 9

or a small group of countries, we explore possible drivers behind the decline in income inequality in Latin America as a whole. To undertake this task, we utilize an array of methodologies—including correlation and econometric techniques. To start, we look at simple correlations between changes in policy variables and changes in income inequality